Bélgica: los terroristas planeaban atentar contra el primer ministro

Según explican medios belgas y reproduce la agencia de noticias Europa Press, en la notebook abandonada en cercanías de una vivienda donde se habían alojado los yihadistas en el barrio bruselense de Schaerbeek, se hallaron planos y fotos del despacho de Michel, situado en el número 16 de la céntrica 'rue de la Loi'.

Además, el diario L'Echo informó que la computadora también contenía información precisa sobre el Palacio de Lambermont, residencia del primer ministro situada cerca de la Embajada de Estados Unidos en Bélgica.
Desde esta vivienda partió el comando que atentó el pasado 22 de marzo en el aeropuerto internacional de Zaventem. En una investigación llevada a cabo esa misma tarde en el inmueble, fueron encontrados numerosos explosivos.
Tal y como informa el citado diario, la portavoz de Michel señaló que las medidas de seguridad sobre el despacho y la residencia del primer ministro belga "habían sido reforzadas antes de los atentados".
En tanto, la cámara del consejo de Lieja, prolongó hoy por un mes la detención de Aboubaker O, el único detenido inculpado por los atentados, informó hoy la Fiscalía federal.
El sospechoso, nacido el 25 de febrero de 1986 y de nacionalidad belga, fue detenido el pasado 24 de marzo, cuando viajaba en un vehículo que salía de la autopista de circunvalación de Bruselas en dirección a Jette, al norte de la capital.
La Fiscalía precisó que Aboubakar podría apelar esta decisión, en cuyo caso debería comparecer ante el Tribunal de Apelaciones de Lieja en el plazo de quince días.
El sospechoso, que está inculpado por participar en "actividades terroristas", iba acompañado en el momento de su detención de otra persona, que fue liberada poco después. Faycal Cheffou, el otro inculpado por los atentados de Bruselas, fue puesto en libertad el 28 de marzo por falta de pruebas.
Hasta ahora, la Fiscalía habló de cuatro personas vinculadas directamente con los ataques, entre ellos los hermanos belgas Khalid e Ibrahim El Bakraui, que se inmolaron en la estación de subte de Maelbeek, en el centro de Bruselas, y en el aeropuerto de Zaventem, respectivamente.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico