Bélgica se lanza a la caza del sospechoso de los atentados ocurridos en Bruselas

Varias personas posiblemente vinculadas a los atentados en el aeropuerto y en una estación de subte de Bruselas siguen prófugas, y por eso el alerta nacional se mantiene en el nivel máximo, que significa que hay riesgos de ataques inminentes.

Autoridades de Bélgica buscaban ayer intensamente a un hombre fotografiado en el aeropuerto de Bruselas junto a otros dos que se inmolaron allí, en medio de crecientes indicios de que los atentados en la capital belga fueron obra de la misma célula del Estado Islámico (EI) que atacó París el año pasado.
Varias personas posiblemente vinculadas a los atentados en el aeropuerto y una estación de subte de Bruselas siguen prófugas, y por eso el nivel de alerta nacional se mantiene en el nivel máximo, que significa que hay riesgo de un ataque inminente, dijo ayer el jefe de contraterrorismo belga, Paul Van Tigchelt.
Los ataques dejaron 34 muertos, entre ellos tres atacantes suicidas -dos en el aeropuerto y otro en el subte- y 270 heridos, informó ayer el fiscal federal de Bélgica, Frédéric Van Leeuw, en conferencia de prensa en Bruselas junto a Van Tigchelt.
El procurador Van Leeuw identificó a dos de los atacantes como los hermanos belgas Ibrahim El Bakraui, quien se inmoló en el aeropuerto de Zaventem, y Khalid El Bakraui, quien hizo lo propio en la estación de subte de Maelbeek, en pleno barrio europeo, donde están las instituciones de la UE.
Investigadores realizaron un operativo en el barrio bruselense de Schaerbeek luego de los atentados y encontraron una computadora en un tacho de basura callejero en la que había una nota de Ibrahim El Bakraui en la que éste decía que se sentía inseguro y temía ir preso, dijo el fiscal.
Durante el allanamiento del departamento desde donde los dos hermanos y el tercer hombre que es buscado intensamente partieron hacia el aeropuerto, los investigadores hallaron 15 kilos de explosivos del tipo TATP, clavos y material para fabricar bombas, prosiguió Van Leeuw, según informó la cadena CNN.
El fiscal dijo que las autoridades aún no conocen la identidad de las otras dos personas que aparecen caminando en el aeropuerto al lado de El Bakraui, en una fotografía que la policía hizo circular a partir de imágenes captadas por cámaras de seguridad.
Uno de ellos se inmoló junto con El Bakraui, mientras que el tercero, que vestía campera blanca y sombrero negro, huyó antes de los dos estallidos, pero dejó abandonada una valija que contenía la mayor carga de explosivos, prosiguió el procurador.
La valija estalló más tarde, pero no provocó ninguna víctima, añadió.
La cadena de noticias pública belga RTBF, citando a fuentes policiales a las que no identificó, dijo que Khalid El Bakraui había alquilado un departamento que fue allanado la semana pasada en un operativo que terminó con la detención de uno de los principales sospechosos de los atentados en París, Salah Abdeslam.
Abdeslam fue detenido el viernes pasado en Molenbeek, un barrio de Bruselas vinculado a varios de los autores de los atentados del 13 de noviembre en París contra el estadio Stade de France, varios cafés y restaurantes y una sala de conciertos. Un total de 130 personas murieron en esos ataques.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico