Benefician con el arresto domiciliario al imputado de matar a "El Rubio" Martínez

José Carrizo, imputado de asesinar de una puñalada al limpiavidrios Jorge Martínez, ayer recibió arresto domiciliario. Durante la audiencia de revisión de la prisión preventiva que cumplía, su defensora planteó que la calificación de homicidio simple podría mutar a legítima defensa o con exceso en la legítima defensa. La Fiscalía solicitó la revisión de la medida por otros dos jueces que se haría hoy.

El acto judicial se desarrolló ayer en la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia. Fue presidido por el juez penal Martín Cosmaro. En el primer momento la defensora pública Cristina Sadino solicitó la libertad de su asistido y subsidiariamente su arresto domiciliario por las nuevas evidencias a evaluar en la causa.
Detalló que la investigación sumó la declaración de un menor en Cámara Gesell, quien recordó que esa tarde del martes 16 de mayo Jorge Andrés Martínez (31) y el imputado José Ramón Carrizo (52) discutían por la provocación de quien terminó apuñalado. Por ello, la pena en expectativa debe variar a partir de esta nueva evidencia, afirmó la defensora.
La calificación jurídica podría ser de “homicidio cometido en legítima defensa” o bien “con exceso en la legítima defensa”. Sadino apuntó que fue una única puñalada y que no hubo ensañamiento. "Existió una agresión ilegítima no provocada por mi asistido y una falta de provocación” por parte de Carrizo, argumentó.
La defensora recordó que su defendido no registra antecedentes penales y por todo ello requirió su libertad con prohibición de mantener contacto con las víctimas y subsidiariamente su arresto domiciliario hasta la realización de la audiencia preliminar.
Mientras, la funcionaria fiscal Eve Ponce se opuso a la petición de la defensa y sostuvo que debe mantenerse la prisión preventiva que pesa sobre el imputado. Acerca del relato del menor de edad señaló que siempre existió una discusión y pelea previa. "Existen circunstancias objetivas en el video en el cual la víctima está con un palo y lo sostiene, pero hacia abajo”, analizó.
Describió que Carrizo primero desarmó a la víctima y luego le clavó un cuchillo en el pecho. "Del video no surge la circunstancia de la agresión de la víctima Martínez al victimario Carrizo, en el momento que queda desarmado le asesta la puñalada”, argumentó la representante fiscal.
Insistió en que la calificación de homicidio simple en calidad de autor para Carrizo debe mantenerse. Acotó que el teléfono celular secuestrado al acusado refiere en un mensaje: “me mandé una cagada”.
Calificó el delito como "muy grave" y que el imputado intentó influir sobre testigos. En esos términos pidió que se mantenga la prisión preventiva de Carrizo y se rechace la petición de la defensa.
El magistrado resolvió dictar el arresto domiciliario por el término de un mes para el imputado con prohibición de acercamiento y contacto con los testigos y familiares de la víctima.
Cosmaro sostuvo que todavía no corresponde eliminar la antijuricidad –por la legítima defensa planteada- y continúan latentes los peligros de fuga y entorpecimiento.
Además, advirtió a Carrizo que en caso de violar la medida sustitutiva le revocará inmediatamente el beneficio. Por último, la funcionaria de Fiscalía solicitó la revisión de la decisión por dos jueces distintos, a lo cual hizo lugar el juez natural dela causa y se realizaría hoy.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico