Bergman defendió la minería, pero dejó la decisión en manos del consenso social

"Me parece paradojal que en las montañas, por la división política, de un lado se pueda explotar y del otro no", apuntó el ministro del gabinete de Mauricio Macri, al ser consultado sobre la industria minera en esta provincia, donde rigen leyes restrictivas por cuestionamientos ambientales.

El ministro de Ambiente de la Nación, Sergio Bergman, planteó que la actividad minera tiene que darse en un contexto de fiscalización y control por parte del Estado, aunque reconoció que respetarán los procesos naturales de consenso social en cada provincia y comunidad. Lo manifestó ayer en Rawson, luego de la firma de convenios con su par chubutense, Ignacio Agulleiro.
Bergman dijo que si la sociedad decide, con la libre expresión de los disensos, no aceptar la minería en ninguna de sus formas, y a través de sus representantes en la figura del gobernador y los legisladores provinciales, la actividad no puede realizarse. "Tenemos que dirimir en las instituciones, aun teniendo razón, tenemos que razonar", afirmó.
"La ley establece que los recursos naturales son de soberanía provincial. Por lo tanto, esta línea que establece el Gobierno nacional como federal, tiene su traducción particular en la autonomía provincial", indicó el ministro del presidente Mauricio Macri, en su paso por Chubut.
"Me parece paradojal, porque tiene que ver con una lógica federal y republicana, que el mismo recurso natural, por ejemplo en las montañas, aunque esté dividido por un límite artificial pero real que es político, de un lado se pueda explotar y del otro no", apuntó Bergman.
"Cada provincia tiene su regulación y cada comunidad tiene que trabajar los consensos. Los consensos son parte de la sensatez y tienen que ver con la viabilidad de los proyectos", indicó.
"Aun los que quieren propiciarla, no pueden sin consensos sociales. Y ese fue uno de los grandes errores históricos de los antecedes de la actividad minera", subrayó.
FISCALIZAR Y CONTROLAR
Además, el referente del Gobierno nacional señaló que en todos estos años ha habido un Estado ausente en fiscalización y control de la actividad minera. "No solamente el juicio y los recaudos que toda comunidad tiene cuando habla de minería son sensatos. Pero cuando ves los antecedentes de una minería sin fiscalización ni control, ¿cómo la vas a habilitar? En eso estamos de acuerdo", argumentó.
Bergman recordó que habló con gente del movimiento "No a la Mina", cuando fue a Esquel. "Las chicas estaban encendidas porque decían que no podían hablar con nadie, y fuimos a hablar con ellas", afirmó.
Además, prefirió no explayarse sobre la presentación de firmas para la iniciativa popular sobre la minería en Chubut, que finalmente fue modificada en su tratamiento legislativo.
En la última semana, la Unión de Asambleas Ciudadanas presentó una nota en la Legislatura provincial para que vuelva a tratarse la iniciativa popular -que establecía mayores restricciones a la actividad- y que los diputados modificaron en 2014 hasta cambiarle el sentido: ahora piden un debate regional y la zonificación.
En Sala de Situación de Casa de Gobierno, en Rawson, Bergman firmó con su par chubutense una carta de adhesión para una política de sustentabilidad que busca erradicar los basurales a cielo abierto e implementar una gestión sostenible de los recursos. Además, se rubricó un acuerdo de cooperación para vínculos de asistencia, complementación y colaboración en actividades ambientales.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico