Bevacqua tiende "un manto de sospecha" sobre el IPC

Tras indicar que "la política le ganó a la credibilidad desde lo técnico", la especialista advirtió que, contrariamente a lo que agita el macrismo, el "aumento de tarifas va a agregar tres puntos a la inflación de febrero".


La ex directora del Indec, Graciela Bevacqua, sostuvo que su desplazamiento en el cargo pone en tela de juicio el próximo Indice de Precios al Consumidor y reveló que el titular del organismo Jorge Todesca le había "prohibido" comunicarse con el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, lo cual le generó "cortocircuitos".
Durante una entrevista radial, Graciela Bevacqua sostuvo que con su desplazamiento "la gente quedó con más miedo" sobre las mediciones oficiales y recordó que "nuestro primer proyecto era crear un INDEC, sin desarmar este". "Esto también tiene que ver con soluciones que se tienen que dar, pero necesitamos señales claras, sino, quedamos en lo mismo", lamentó.
"De alguna manera, gana la urgencia política sobre lo que realmente se quería, ganar la credibilidad desde lo técnico. Esto rompe esa cuestión, que era primordial para la credibilidad", sostuvo y expresó que "podrían haber elegido a otro (técnico) si había urgencias. Mis condiciones al entrar fueron las mismas por las que me sacaron, entonces no se entiende".
Consideró además que el hecho de que "el Indec esté separado de la política es un requerimiento necesario para poder hacerlo creíble", y remarcó que "siempre estuvo el compromiso por la estadística y por devolver la credibilidad".
Además, reiteró que, a pesar de la urgencia política "siempre estuvo el compromiso de que vuelva la credibilidad a la estadística pública y siempre hablé de ocho meses", para poner en marcha todas las mediciones. "No se puede pretender en 60 días tener todos los indicadores, sería muy torpe pensar eso. Sí en el menor tiempo posible, pero de manera adecuada", consideró.
Aunque el propio Mauricio Macri declara permanente que su objetivo es bajar la inflación que se desató desde su asunción, lo cierto es que las medidas que impulsa -devaluación, aumento de tarifas, etc.- apuntan en sentido contrario.
Así lo indicó Graciela Bevacqua, ex directora técnica del Indec, que fue echada del organismo por no apurar un índice conveniente a las políticas del Gobierno Nacional.
Tras indicar que "la política le ganó a la credibilidad desde lo técnico", la especialista advirtió que, contrariamente a lo que agita el macrismo, el "aumento de tarifas va a agregar tres puntos a la inflación de febrero".
Se trata de un pronóstico más que preocupante, teniendo en cuenta que el martes se conoció el índice de la provincia de San Luis, uno de los recomendados por el Indec ante el apagón estadístico macrista, y fue de 4,2 por ciento para enero.
Así, el IPC ya acumula un 35,1 por ciento interanual y un 10,7 por ciento en los dos primeros meses que van de gestión del presidente Macri.
Sobre la presencia en el organismo de cuadros que responden a Moreno, dijo estar "segura" de eso, y puntualizó que "ese es uno de los problemas que hoy tiene el Indec: la convivencia con la patota que ocupan cargos técnicos".
En otro orden, sostuvo que las mediciones del IPC que hacen "la ciudad de Buenos Aires o San Luis son buenas referencias en el mediano plazo", y estimó que "si se midiera en cualquier parte del país, la inflación daría lo mismo".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico