Bloquean calles con colectivos y aparecen fondos para sueldos

Los choferes de Autobuses utilizaron ayer cuatro colectivos de la empresa para bloquear estratégicas calles de la zona céntrica. La medida de fuerza comenzó alrededor de las 7:00 y finalizó tres horas después cuando el municipio aportó 700.000 pesos para completar el pago de salarios a 58 trabajadores que ya estaban decididos a llevar la protesta a la Ruta 3.

Caleta Olivia (agencia)

Las unidades de color amarillo dejaron de circular el viernes 5 de febrero y si bien hoy se reanudará el servicio, desaparecerán el 1 de marzo ya que a fin de mes concluye la prórroga del contrato acordado con el municipio y la empresa se replegará a Santa Fe, donde tiene sus oficinas centrales.
A partir de ese momento, la comuna deberá hacerse cargo de los sueldos de los trabadores de acuerdo al acta que la gestión del intendente Facundo Prades firmó con la seccional local de la Unión Tranviarios Automotor (UTA). Esto implica que si al comenzar marzo no llega otra empresa de transporte urbano de pasajeros, la comunidad volverá a quedarse sin ese servicio público por un lapso incierto.

TRANSITO CAOTICO
Los choferes comentaron que en el curso de los últimos días tanto el secretario de Gobierno, José Luis Lacroutz, como el gerente local de Autobuses, Martín Merlo, les informaron que los fondos disponibles no alcanzaban para completar el pago de sueldos.
En consecuencia, a hora temprana de ayer llevaron adelante la estratégica protesta que habían preparado: retiraron varios colectivos de la base ubicada en el barrio Malvinas Argentinas y los desplazaron hasta el microcentro.
Al primero de ellos lo "plantaron" alrededor de las 7:00 en la puerta de acceso principal del edificio central de la comuna, donde también realizaron una quema de cubiertas.
Sucesivamente fueron ampliando el radio de acción con otras unidades, bloqueando una mano de la avenida San Martín, en tanto que otras dos fueron "cruzadas" en la costanera.
Esto hizo que no pudieran pasar camiones y además se generó un caos vehicular en todo el microcentro que nadie controlaba ya que los inspectores de tránsito continuaban plegados al paro dispuesto por el gremio que los nuclea, el SOEMCO.

"FORTUITA
COINCIDENCIA"
A media mañana, cuando los manifestantes iban a llevar adelante la segunda etapa de la protesta, es decir bloquear el acceso norte de la ciudad (Ruta 3) con los colectivos, se produjo una reunión en el edificio comunal.
De la misma tomaron parte dirigentes de la UTA, delegados de los trabajadores, el gerente de la empresa, Martín Merlo, el secretario de Gobierno, José Luis Lacroutz, y la concejal Liliana Andrade, quien circunstancialmente se encontraba al frente del Departamento Ejecutivo debido a que el intendente Prades permanecía en Buenos Aires.
En ese ámbito se informó que el municipio había logrado recaudar fondos para cumplir con la obligación contractual legada de la gestión anterior (de José Córdoba).
Oficialmente se dijo que fueron 700.000 pesos que completaron el aporte de la empresa, totalizando 2.000.000 de pesos para abonar la totalidad de los sueldos de enero, adicional por vacaciones y un incremento salarial del 10,6% acordado por el gremio a nivel nacional con empresas de transporte de pasajeros.
Los fondos se acreditaron en la sucursal del Banco Nación y se estimaba que antes de promediar la tarde ya estarían disponibles en las cuentas de los trabajadores.

INTENDENTA
Por su parte, la concejal a cargo de la Intendencia, Liliana Andrade (Integración Ciudadana), emitió más tarde un comunicado de prensa citando entre otras cosas que "a pesar de las dificultades económicas por las que hoy transita nuestro municipio se logró recaudar el dinero para hacer frente al pago de los salarios de los trabajadores de Autobuses como primera medida para avanzar en la resolución de este conflicto", precisando que fueron 700.000 pesos.
Al mismo tiempo la edil indicó que "el objetivo de Departamento Ejecutivo Municipal es brindar soluciones a la comunidad y garantizar el servicio de transporte para nuestra comunidad, aún en medio de un contexto de crisis económica que dificulta muchas de las gestiones iniciadas, sobre todo cuando en cada tratativa que se realiza en órganos nacionales se marca la falta de rendición de fondos enviados a esta comuna en gestiones anteriores".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico