Boda colectiva en una cárcel de Colombia: dieron el sí 17 presos

Las novias se vistieron todas con vestidos blancos. Hubo testigos, anillos, ceremonia religiosa y almuerzo. También hubo brindis, pero con gaseosas.

La cárcel Villahermosa, en Colombia, funcionó ayer como iglesia y salón de festejos para 17 presos, que pese a estar tras las rejas decidieron unir sus vidas en matrimonio con sus novias.

Con vestidos cortos, largos, con mangas, con tajos o escotados, algunas de velo y otras con cola, pero todas de blanco, las novias ingresaron a la cárcel, ubicada en la ciudad de Cali, en compañía de algunos familiares, que también fueron testigos de la boda colectiva.

Para la ocasión, luego de la ceremonia religiosa cristiana, hubo un almuerzo, una torta gigante pero, eso sí, el brindis fue con gaseosa de manzana.

boda colectiva1.jpg

Entre las parejas que participaron de esta boda colectiva estaban Oscar Iván Henao, de 39 años, con su ahora esposa, Magda González, de 31.Ellos habían tomado la decisión de casarse en el mes de abril, poco después de enterarse de que esperaban un hijo. El aún estaba en libertad pero, en el proceso de conseguir fondos para celebrar la boda, cayó preso por el delito de "tentativa de extorsión".

Al presentarse la oportunidad de participar en la ceremonia colectiva, no lo dudaron. "El mundo sólo me ha dado golpes, pero mi mujer me ha dado amor. Por eso tomé la decisión de casarme", dijo Henao, para quien ayer no fue un día especial por su boda, pero también porque conoció a su pequeño hijo, de tan sólo 16 días.

boda 2.jpg

Ahora, Henao espera que pronto le permitan terminar de cumplir su condena de año y medio de cárcel en la modalidad de prisión domiciliaria para poder disfrutar de su pequeño hijo.

"A él lo esperamos el bebé y yo con muchas ansias en la casa", decía la flamante esposa, asegurando que iría a "visitarlo seguido en la semana" y aunque "no es fácil" volver a su hogar sin su reciente esposo, "tampoco es imposible".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico