Bonafini fue eximida de prisión y declara en los próximos días

Pese a que la Justicia la declaró en "rebeldía" y ordenó su detención, la presidenta de Madres de Plaza de Mayo viajó a Mar del Plata para participar de un congreso de comunicación, aunque ya no es un problema porque levantaron la captura.

La presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, fue eximida ayer de ir a prisión, emprendió un viaje a Mar del Plata por el fin de semana y prestará declaración indagatoria en los próximos días en el marco de la causa conocida como Sueños Compartidos.
El juez Martínez de Giorgi le concedió la exención de prisión a Bonafini luego de que su abogado Juan Manuel Morente se presentara en los tribunales federales de Comodoro Py y solicitara que se le tomara declaración a la dirigente durante la tarde en la sede de las Madres de Plaza de Mayo.
El magistrado consideró que la presentación del abogado de Bonafini pone de manifiesto su "voluntad de declarar" por lo que decidió deponer la orden de captura que había librado ayer, luego de que la titular de las Madres se ausentara por segunda vez al llamado a indagatoria.
"Celebro la presentación y la muestra de racionalidad", sostuvo Martínez de Giorgi a las 15 en un breve diálogo que mantuvo con periodistas acreditados en los tribunales federal de Comodoro Py y deslizó que había tomado nota de la conmoción pública que generó el intento de detención de la dirigente de Derechos Humanos.
La situación comenzó a destrabarse cuando Martínez de Giorgi recibió en su despacho a Morente y luego al abogado de las Madres, Eduardo Fachal, quien al salir del despacho del juez manifestó que "había voluntad" de llegar a una solución a la tensión desatada el jueves.
Técnicamente, se trató de una caución juratoria, comprendida en el artículo 231 del Código de Procedimientos Penal Nacional, que consiste "en la promesa jurada del imputado de cumplir fielmente las condiciones impuestas por el juez".
En otras palabras, Bonafini se atiene a derecho y en disposición de atender a los requerimientos del magistrado en el curso de la investigación, además de fijar un domicilio y de comprometerse a mantener informado al magistrado de sus movimientos.
Luego de que durante todo el jueves una multitud acompañó a Bonafini y evitó su detención, su abogado personal se aceró a los tribunales de federales del barrio porteño de Retiro y le manifestó al juez que su defendida estaba dispuesta a declarar en la Casa de las Abuelas "por su avanzada edad".
"Hablamos con el juez para buscar una instancia procesal para destrabar esta situación, y él ahora se mostró con predisposición para que la declaración sea en la casa de las Madres", sostuvo Fachal.
Y agregó: "Es ilógico que alguien sea detenido por negarse a declarar. Yo creo que la Justicia Federal desde hace tiempo que no viene actuando bien. El presidente Mauricio Macri se negó a declarar varias veces y nadie le mandó la fuerza pública".
Pese a que la Justicia la declaró en "rebeldía" y ordenó su detención, la presidenta de Madres de Plaza de Mayo viajó a Mar del Plata para participar de un congreso de comunicación, aunque ya no es un problema porque levantaron la captura.

"NO TIENEN HUEVOS"
Más temprano, en diálogo con radio Del Plata, Bonafini se mostró desafiante y lanzó fuertes críticas contra el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi: "No tiene huevos para moverse contra los que de verdad se tiene que mover. Se la agarró con un grupo de viejas que estamos más cerca del arpa que de la guitarra".
"No tengo nada que responderle al juez, no lo respeto porque no nos respeta a nosotros", disparó la dirigente de derechos humanos. Y agregó: "Se la agarró conmigo, que se meta con los que roban pero no con las Madres".
Por su parte, el abogado Eduardo Barcesat dijo en declaraciones a C5N que el juez "sigue en la postura de poner en la misma posición a las Madres con quienes cometieron el delito", en referencia a Sergio y Pablo Schoklender.
La sola presentación del abogado Morente generó un cambio de escenario que implicó que el juez resolviera dar de baja la orden de captura que pesaba sobre Bonafini y le reclamara por escrito al letrado que ampliara los fundamentos para que su defendida declare fuera de los tribunales, algo que "es muy probable que ocurra en los próximos días", según informaron fuentes judiciales.
En la misma resolución, el juez Martínez Di Giorgi ordenó que Bonafini constituya un domicilio en la Ciudad de Buenos Aires, le prohibió salir del país sin autorización del juzgado y la autorizó a viajar a Mar del Plata; mientras que la policía elabora un informe relacionado con los fallidos intentos de detención.
Como titular de las Madres, Bonafini está acusada de haber cometido el delito de "administración fraudulenta" en relaciona los fondos públicos asignados a la Asociación para la ejecución del programa de construcción de viviendas sociales conocido como Misión Sueños Compartidos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico