"Boqueteros" se llevaron 200.000 pesos de la caja fuerte de una cristalería

Una banda de "boqueteros" ingresó por el techo de la cristalería de la calle Bouchardo 1.456 entre el viernes a las 18:30 y 9 de ayer para alzarse con 60 mil pesos en efectivo, y el resto en cheques. Hace un mes y medio que la empresa cambio de dueños.

Entre el viernes a las 18:30 y las 9 de ayer, al menos dos "boqueteros" se alzaron con una suma importante de dinero y cheques de la caja fuerte de "Cristal Sud".
Los delincuentes ingresaron por un predio lateral a la cristalería ubicada en calle Bouchardo 1.456. Treparon una pared de unos 5 metros de altura hasta llegar al techo.
Según se investiga, sacaron los tornillos de una chapa superpuesta en el techo que cubría un boquete y desplegaron una escalera hacia el piso.
Una vez adentro del galpón de cristales, ingresaron a la oficina de la gerencia de la empresa y sacaron la caja fuerte al galpón. Allí se presume que utilizaron la llave de la caja fuerte para abrirla y sustrajeron dinero y cheques.
Según fuentes oficiales de la empresa consultadas por El Patagónico, se alzaron en total con aproximadamente 200 mil pesos. La Policía detalló que se llevaron 60 mil pesos de dinero en efectivo y el resto en varios cheques.
Los "boqueteros" trabajaron profesionalmente con un despliegue que obligará a las autoridades policiales a estar atentas para evitar posibles nuevos casos, dado que desactivaron las alarmas y se llevaron el DVR de grabación del circuito cerrado de cámaras de vigilancia.
La empresa había cambiado de dueños hace solo un mes y medio e incluso uno de los nuevos socios no conocía ni dónde estaban esos circuitos de alarma, desayunándose ayer a la fuerza con su funcionamiento. Los delincuentes tenían bien claros todos los detalles.
El robo se descubrió ayer a las 9 cuando comenzaron a trabajar en la empresa y de ese modo al lugar se desplegaron efectivos de la Comisaría Segunda, Brigada de Investigaciones y Policía Científica.
Los sabuesos lograron determinar la manera en la que ingresaron los delincuentes y se trató de buscar evidencias. "La caja fuerte no está forzada; la abrieron con la llave" dijo uno de los policías que trabajó en la inspección a este diario.
Ahora la Policía deberá establecer cómo es que la llave de la caja fuerte llegó a manos de los delincuentes y en qué circunstancias.

MODUS OPERANDI
Con idéntico modus operandi, el fin de semana pasado ladrones ingresaron durante la madrugada del sábado 6 de diciembre a la farmacia San Martín, ubicada en Francisco de Viedma al 100 de Kilómetro 3 y tras romper una ventana y anular el sistema de alarma con una amoladora, intentaron abrir una caja fuerte con una cuantiosa recaudación.
El atraco en esa oportunidad no pudo ser consumado ya que los boqueteros escaparon antes, alertados por algún motivo que los investigadores hasta ahora desconocen.
Lo cierto es que ayer se descubrió un nuevo "trabajo" por parte de esta banda de delincuentes que saben anular alarmas e ingresar por ventanas y techos con pericia y un objetivo claro: las cajas fuertes.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico