Boxeador marroquí acusado de abuso sexual quedó en libertad condicional

El boxeador marroquí Hassan Saada, quien está acusado de acosar sexualmente a dos camareras de la Villa Olímpica de Río de Janeiro, quedó en libertad condicional por orden de un tribunal brasileño, informaron fuentes judiciales.
El pugilista de 22 años, (división 81 kilos), que iba a representar a su país en Juegos de Río de Janeiro 2016, fue liberado con la condición de que "no abandone Brasil". Tampoco se debe aproximar a la Villa Olímpica "ni a las denunciantes", según la decisión del Superior Tribunal de Justicia.
El magistrado Rogerio Schietti Cruz, integrante del tribunal de tercera instancia, también aceptó la petición de libertad condicional solicitada por los abogados defensores del marroquí, con la condición de que el boxeador se comprometa a entregar su pasaporte, a permanecer en Río de Janeiro y a acudir ante la Justicia todas las veces que le sea solicitado.
El magistrado alegó que el juez de primera instancia que ordenó el arresto provisional podía haber determinado otras medidas cautelares alternativas mientras realiza el juicio debido a que la privación de la libertad es una medida excepcional.
Según Cruz, no hay elementos que permitan decir que la "peligrosidad del acusado es tan exacerbada como para que no pueda ser controlada con otras medidas cautelares suficientes para proteger a las víctimas".
De acuerdo con la Fiscalía, el jueves pasado el boxeador llamó a las dos mujeres a su habitación en la Villa Olímpica para supuestamente solicitar una información y, cuando estaban en el cuarto y presuntamente en presencia de otros dos atletas que no hicieron nada para impedir los hechos, las manoseó en las piernas y los pechos antes de que las víctimas pudieran huir.
El pugilista Saada, noveno en el Mundial de boxeo de Doha 2015, accedió a los Juegos en un torneo clasificatorio en Baku, Kazajastán, en junio pasado.
El Comité Organizador Río 2016 dijo haber sido notificado de la detención pero alegó que no podía pronunciarse o intervenir debido a que el hecho rebasa el ámbito deportivo.
Por su parte, el lunes pasado la policía también detuvo al boxeador de Namibia Jonas Junius, de 22 años, clasificado para disputar los Juegos Olímpicos e igualmente acusado de "intento de estupro".
El pugilista fue acusado de besar a una camarera de un hotel de la Villa Olímpica y de "ofrecerle dinero a cambio de mantener relaciones sexuales".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico