Bruselas continúa bajo fuerte vigilancia luego de los atentados del martes.

El jefe del Pentágono, Ashton Carter, y el máximo jefe militar de Estados Unidos dijeron ayer que el país se prepara para reforzar su contingente militar en Irak y anunciaron que el "ministro de Finanzas" del grupo yihadista Estado Islámico al parecer murió en un ataque norteamericano.

"Estamos eliminando sistemáticamente al gabinete del Estado Islámico", dijo Carter en rueda de prensa en la sede del Pentágono, en Washington, junto al jefe del Estado mayor conjunto estadounidense, general Joseph Dunford.
Dunford, en tanto, dijo que pronto se elevarán al presidente Barack Obama una serie de recomendaciones sobre formas de incrementar el apoyo de Estados Unidos a las operaciones terrestres del Ejército iraquí contra el EI.
"El secretario y yo creemos que habrá un incremento en las fuerzas estadounidenses en Irak en las próximas semanas, pero esa decisión aún no se ha tomado", explicó el general.
Estados Unidos cuenta con 3.870 militares en Irak, un contingente que ha entrenado a 17.500 soldados iraquíes y a 2.000 policías, según las últimas cifras oficiales.
Carter señalo que "varios terroristas clave" del EI murieron esta semana en operaciones estadounidenses.
"Las Fuerzas Armadas estadounidenses han matado a varios terroristas clave del EI esta semana, incluyendo, creemos, a Haji Imam, que servía de ministro de finanzas y era responsable de algunos asuntos externos y tramas (terroristas)", precisó el secretario de Defensa.
El jefe del Pentágono, que no quiso decir dónde se realizaron las operaciones ni si fue un ataque aéreo o terrestre, describió a Imam como un islamista radical "bien conocido", responsable de tramas fuera de Siria e Irak, informó la agencia de noticias EFE.
Según medios estadounidenses, entre ellos la cadena de noticias CNN, Haji Imam es el apodo de un comandante del EI llamado Abd al Rahman Mustafa al Qaduli, pero Carter no se refirió a él por este nombre ni confirmó informaciones de prensa de que era el número dos del EI.
Preguntado por la relevancia de la supuesta muerte del islamista radical, Carter admitió que "los líderes pueden ser reemplazados", informó la agencia de noticias EFE.
"Hemos eliminado al líder que supervisa la financiación de las operaciones del Estado Islámico, lo que daña su capacidad para pagar a los combatientes y para reclutar", defendió, sin embargo, el secretario de Defensa.
"La eliminación de este líder del EI dificultará la capacidad de la organización para llevar a cabo operaciones tanto dentro como fuera de Irak y Siria", añadió.
Ni Carter ni Dunford ofrecieron más detalles de la operación, pero medios estadounidenses afirmaron que tuvo lugar en Siria, donde el EI controla extensos territorios contiguos con los que domina en el vecino Irak.
Según fuentes de la cadena CNN, el ataque fue ejecutado por fuerzas especiales estadounidenses en Siria, y Estados Unidos seguía los movimientos del jefe islamista desde hacía tiempo.
Al Qaduli era uno de los cuatro líderes "clave" del EI para Estados Unidos, que ofrecía hasta 7 millones de dólares por información relacionada con él.
El Departamento de Estado lo describía como "un líder del EI que volvió a unirse al grupo" en Siria "después de su salida de prisión a comienzos de 2012".
Al Qaduli formó parte del grupo fundamentalista islámico Al Qaeda en Irak -del que nació el EI como una escisión- desde 2004, y fue el "número dos" del líder de esa organización, Abu Musab al Zarqawi, muerto por Estados Unidos en 2006.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico