Buscaban armas y terminaron encontrando cosas robadas

La Brigada de Investigaciones y la Seccional Quinta allanaron la vivienda de la pareja del asesinado Juliano Monaldi, en Hugo García al 3.100. El procedimiento se realizó por un tiroteo contra una vivienda del barrio Abel Amaya. Sin embargo, hallaron un equipo de música y una computadora que habían sido robados el martes en una vivienda de la Fracción 14 y una guitarra sustraída el 24 de marzo en Juan Manuel de Rosas al 3.000.

Durante la tarde del miércoles, la Brigada de Investigaciones, a cargo de Juan Carrasco y su segundo Pablo Lobos, allanó una vivienda de Hugo García al 3.100 en la que reside una mujer que fue identificada por la policía como Victoria Jaramillo, quien era la pareja de Juliano Monaldi, asesinado el 19 de marzo de 2014 en las 1.311 Viviendas.
La policía buscaba con ese allanamiento indicios para una causa de abuso de armas contra una vivienda del barrio Abel Amaya que instruyó la Seccional Segunda el 25 de marzo.
Los investigadores, a partir de testimonios y otros elementos de prueba, comprobaron las características de un vehículo implicado en el tiroteo que según los testimonios llegó hasta esa vivienda del Isidro Quiroga.
El vehículo, según la investigación, es utilizado por un joven ya conocido para la policía por sus antecedentes penales y que tiene relación con Jaramillo.
En el domicilio allanado los policías esperaban encontrar armas o municiones, pero se encontraron con objetos que habían sido robados en distintos casos que investiga la Seccional Quinta.
De esa manera se recuperó un equipo de música y una computadora que habían sido robados el martes a la tarde en la Fracción 14.
A los investigadores les llamó la atención los elementos que había en la vivienda y cuando empezaron a consultar sobre las características particulares de cada uno de ellos, se dieron cuenta de que una guitarra que también estaba en el domicilio había sido sustraída de una casa de la calle Juan Manuel de Rosas al 3.000, en el barrio Juan XXIII, indicaron fuentes policiales.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico