Buscan en Caleta al otro asaltante del camión de una distribuidora

Policías de la División de Investigaciones allanaron el domingo dos casas particulares en los barrios Los Pinos y Mutual de Caleta Olivia, en búsqueda del segundo individuo que asaltó un camión de la distribuidora Arcor en Las Heras. Fue identificado como Jorge Felipe Espinoza, quien hasta avanzada la tarde de ayer permanecía prófugo, pero no se descartaba que de un momento a otro se entregara a la justicia.

Caleta Olivia (agencia)
El hecho delictivo, como lo detalló ampliamente El Patagónico en su edición del sábado, se produjo alrededor de las 19, del jueves en inmediaciones de una plaza del barrio 1° de Mayo de Las Heras, cuando un individuo que portaba un arma de fuego sorprendió a dos empleados de la distribuidora Arcor antes de que ascendieran a su camión Fiat Iveco.
Luego de sustraerles una suma de 6.000 mil pesos en efectivo y la documentación del rodado, el ladrón escapó a pie y luego ascendió a un automóvil VW Gol gris, dominio HJP 539, en el que lo esperaba un cómplice al volante.
El chofer del camión divisó al auto y no solo lo persiguió, sino que en un arrebato de furia lo chocó en uno de sus laterales, por lo cual el delincuente que iba como acompañante se asomó por la ventana y disparó. Cinco balazos impactaron en el parabrisas y otros dos en el techo del mismo auto de los asaltantes, producto de los bruscos movimientos de la mano del pistolero, a lo que se sumó el movimiento oscilante del automóvil.
Lejos de amedrentarse, el empleado de la distribuidora volvió a chocarlo y esta vez el Gol fue a colisionar con otro vehículo que estaba estacionado, quedando inutilizado, por lo cual los delincuentes emprendieron la huida a pie.
Antes de perderse de vista arrojaron en una obra en construcción la documentación del camión pero, debido a la premura, también tiraron un sobre de plástico que, increíblemente, contenía la documentación del propio auto que habían abandonado.
Esto facilitó las investigaciones policiales ya que horas más tarde se logró detener a Jonathan Siarez, de aproximadamente 24 años y oriundo de Caleta Olivia, quien hasta ese día era empleado de una empresa de transporte de servicios petroleros con base en Las Heras.
Ese día no se halló el dinero sustraído ni tampoco el arma de fuego utilizada en el violento incidente, pero la policía ya había identificado a su cómplice.

DOS ALLANAMIENTOS
La causa, caratulada en el Juzgado de Instrucción de Las Heras como "robo calificado" con uso de arma de fuego y cuyas actuaciones estuvieron a cargo de la Comisaria Seccional Primera de esa misma localidad, requirió posteriormente de la participación de la División De Investigaciones (DDI) de la Zona Norte.
Fue así que el domingo se allanaron dos domicilios particulares en Caleta Olivia, uno ubicado en el barrio Los Pinos, perteneciente a Jorge Felipe Espinoza (alias "Koky" de 28 años), y el segundo en el barrio Mutual donde reside su padrastro de apellido Cabrera.
El operativo contó con el apoyo de efectivos del Grupo de Operaciones Especiales, del cuerpo de Infantería y de la Seccional Quinta local.
En el primero de los sitios se incautó una importante cantidad de municiones de grueso calibre (no se halló ningún arma), además de teléfonos celulares, mientras en el restante se halló una suma de dinero de aproximadamente 7.000 pesos, de los cuales 5.000 estaban en el cajón de una mesita de luz, envueltos en papel de diario.
Eran 1.000 más que el monto sustraído a los repartidores en Las Heras, pero el propietario de la vivienda no pudo justificar su tenencia y dijo que todo el dinero pertenecía a su hijastro.

SE ENTREGARIA HOY
Si bien Espinoza no estaba en ninguna de las dos casas y hasta avanzada la tarde de ayer se desconocía su paradero, a través de fuentes policiales trascendió que probablemente hoy se entregue ante la Justicia en Las Heras, ya que habría tomado contacto con un abogado particular del foro caletense, de apellido Fernández, quien sería el mismo que está asistiendo a Siarez.
A todo esto, vale recordar que el hasta ayer prófugo tiene un amplio prontuario delictivo y que su último ingreso a calabozos se produjo casi a fines de noviembre de 2016, cuando junto con otro individuo fue sorprendido mientras robaba en una vivienda del barrio Nuevos Pobladores de Caleta, cuyo propietario es un petrolero que en esos momentos se hallaba en su lugar de trabajo.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico