Buscan a la pareja de la comodorense que murió de 13 puñaladas

El juez Marcos Burgos ordenó la detención de Roberto Nahuelpán (41),porque hay sospechas de que sea el asesino de Beatriz Cañumán, a quien el martes la encontraron con 13 puñaladas.

Unos 20 efectivos policiales, de la Brigada de Montaña y baqueanos se desplegaron durante toda la jornada de ayer por la zona boscosa de las estribaciones del cerro Piltriquitrón buscando a Roberto Nahuelpán (41), el principal sospechoso de la muerte violenta de su esposa, Beatriz Marina Cañumán (51). La mujer fue hallada el martes en el interior de la vivienda que compartían en el barrio Luján.

"Es muy importante que aparezca porque consideramos la hipótesis de un femicidio, al punto que el juez Marcos Burgos ya ha ordenado su detención y si no aparece en un tiempo prudente vamos a extender su búsqueda al resto del país y al extranjero", contó al Diario de Río Negro el fiscal Francisco Arrien, al frente de la investigación.

Un allanamiento realizado sobre una cabaña en Rinconada Nahuelpán arrojó que el hombre dejó allí sus documentos, dinero y otros efectos personales. Sus familiares lo vieron por última vez en la tarde del lunes y desde allí nadie más tuvo contacto con él.

Los investigadores intuyen que esa noche o durante la madrugada del martes se produjo el incidente fatal, lo que motivó su huida. Hasta el momento es el único acusado y en la casa se comprobó que "no falta nada, por cuanto se descarta el móvil del robo. Incluso quedó allí estacionado el auto de la víctima".

Los vecinos describen al hombre como "un tipo muy celoso", aunque "no vieron nada raro, ni escucharon", previo al desenlace fatal debido que "es una zona un poco aislada, con casas distanciadas. La autopsia confirmó que la mujer recibió trece puñaladas, pero no se pudo hallar el arma utilizada.

EN POSICIÓN DE YOGA

El cuerpo de Beatriz Cañumán fue encontrado al lado de su cama en posición de yoga: sentada con las piernas cruzadas y con los dedos de sus manos juntos, como meditando. Todas las heridas de arma blanca fueron en su abdomen y pecho.

Se desempeñaba en la Comarca Andina como masajista profesional y atendía esporádicamente a domicilio. "Mantenía un nivel de vida austero y reservado, era muy querida en el barrio", según los vecinos.

La mujer, nacida en Comodoro Rivadavia, residía en El Bolsón desde hace unos varios años y convivía con Roberto Nahuelpán, que para los vecinos era "un tipo muy celoso", desde hace más de cinco años. No tienen hijos en común.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico