Buscan poner en funcionamiento el Instituto Penitenciario de Chubut

El Gobierno provincial intenta acelerar la puesta en funcionamiento del Instituto Penitenciario de Chubut. Se trata de la cárcel ubicada a la vera de la doble trocha que une Trelew con Puerto Madryn, inaugurada el 16 de julio del año pasado pero que nunca se puso en marcha por incumplir normas referidas a un centro de máxima seguridad y por la falta de personal para su atención.

Los ministros de Gobierno, Rafael Williams, y de Infraestructura, Planeamiento y Servicios Públicos, Alejandro Pagani, junto a autoridades judiciales y de la Policía del Chubut, realizaron ayer una recorrida por el complejo carcelario para hacer un relevamiento a fin de determinar cuánto equipamiento, infraestructura y personal deberá ser incorporado para su puesta en funcionamiento. Junto a ellos participaron de la supervisión del lugar la juez de Ejecución Penal de Puerto Madryn, Patricia Reyes; el jefe de la Policía de Chubut, Ricardo Hughes; el director de la Agencia de Seguridad de Trelew, Segundo Almonacid y el titular del Centro de Detención, Paulo Heredia, entre otros.

"ES PRIORIDAD"
Williams señaló que al tomar nota de la situación se constató que se requieren "tareas que son del orden de la construcción e instalaciones, el tema del personal porque se ha hecho una capacitación pero es insuficiente por la necesidad de unas 120 personas; equipamientos de control y vehicular" dijo y aseguró que "vamos a tener que definir el monto presupuestario, elaboración de alimentos, espacio para almacenarlos; o temas como aberturas o instalaciones eléctricas".
Remarcó además que para el gobernador Mario Das Neves "la seguridad en Chubut es prioridad" por lo que "hay que darle una salida urgente. Lo que se plantea es mejorar las condiciones de los detenidos. El grueso de la obra está, pero tiene múltiples detalles que hay que resolver", reveló.
Sostuvo asimismo que urge ponerlo en funcionamiento dado que "tenemos detenidos en las comisarías que ya han sido condenados y que no pueden estar allí".
Cabe señalar que el edificio cuenta con capacidad para 72 internos, un edificio de apoyo para todo el personal, área de requisas, área de visitas, un playón deportivo y sus respectivos cercos de seguridad con cinco torres de vigilancia de más de nueve metros de altura.
Por su parte, Pagani precisó que "hay cuestiones referidas a seguridad que están pidiendo que mejoremos. También hay instalaciones de telefonía y de cámaras de seguridad que no están completas y que hay que terminar".
El funcionario indicó además que "vamos a poner manos a la obra para que en el corto plazo se pueda poner en funcionamiento esto".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico