Buscaron si había armas enterradas en la casa de Nieves, pero no hallaron nada

Personal policial de la Seccional Cuarta allanó ayer al mediodía la vivienda de la familia Nieves, en la esquina de Pérez y Angelelli, en el barrio Quirno Costa. A partir de datos aportados por la Brigada de Investigaciones, buscaron con palas armas que supuestamente estaban enterradas, sin hallar nada. Se requisó también el Fiat Duna de color bordó en el que se presume que se movilizaban los protagonistas de un tiroteo ocurrido el miércoles a la tarde en Estados Unidos y 10 de Noviembre.

Policías de la Seccional Cuarta, al mando del comisario Marcelo Rodríguez, allanaron ayer a las 12 la casa de la familia Nieves, ubicada en Pérez y Angelelli del barrio Quirno Costa. Fue en busca de armas, en el marco de una investigación por el tiroteo que se produjo el miércoles, en Estados Unidos y 10 de Noviembre, entre los ocupantes de dos automóviles.
La policía presume que ese y otros incidentes armados de los últimos días estarían vinculados a una supuesta disputa de la familia Nieves con un grupo encabezado por Ricardo "Richi" Alvarado, quien fue detenido a principios de semana y cumple prisión preventiva.
El operativo de ayer estuvo encabezado por el jefe de la comisaría, Darío González y el jefe de la Unidad Regional, Luis Bidera quienes supervisaron los allanamientos y la requisa del Fiat Duna color bordó, dominio SUH 522.
Los investigadores presumen que ese es uno de los vehículos en que se movilizaban los autores del tiroteo que se registró el miércoles a la tarde en Estados Unidos y 10 de Octubre. Se produjeron intercambios de disparos entre dos bandos y uno de los proyectiles impactó contra un Nissan Versa que quedó en medio del fuego cruzado y que conducía una mujer.
En los allanamientos de ayer, el comisario Marcelo Rodríguez fue el encargado de cavar los pozos con una pala en busca de las armas que según el dato que tenía la policía podían llegar a estar enterradas en el patio del domicilio. Sin embargo, los resultaron fueron negativos.
Los allanamientos culminaron sólo con el secuestro de un proyectil y la cacha de un arma de fuego hallada en el interior del vehículo. El Fiat Duna fue fotografiado por los efectivos de Policía Científica y servirá para comparar esas imágenes con las captadas por una cámara de seguridad en donde se observa cuando uno de los autores de los disparos escapa en un coche similar.
Lo que le llama la atención a los jefes policiales es que en la docena de allanamientos que se realizaron hasta ahora en torno a la presunta disputa armada Nieves-Alvarado no se haya podido secuestrar hasta ahora ningún arma de fuego.
Para los jefes policiales hay alguna "fuga de información" que permite a los investigados de ambos bandos ocultar a tiempo las armas de fuego que utilizan en sus enfrentamientos.

LA DISPUTA
Los investigadores no tienen en claro la génesis de la disputa entre los dos grupos, pero sí que la misma se habría dado al romperse relaciones entre los cabecillas luego de un homicidio ocurrido en el barrio Ceferino Namuncurá. Desde entonces los tiroteos son prácticamente diarios. Los protagonistas varían a medida que los cabecillas o referentes son detenidos.
Los tiroteos en la casa de los Nieves son constantes. Les quemaron una vivienda y una camioneta. Ellos solo construyeron un paredón para que los plomos no ingresaran a su vivienda de chapas.
Jorge Nieves fue baleado en las piernas el viernes último a la noche. Otros dos hombres, Aldo Núñez, y un tal Macías, también resultaron heridos en similares ataques en los últimos días.
Del otro lado, Nelson Ricardo "Richi" Alvarado fue detenido por tirotearse con Carlos Altuna en otra oportunidad, sufriendo en cuerpo propio las balas que le dieron en la espalda. En esa ocasión, en junio último, fue baleado junto a Rodrigo Soto, uno de sus laderos. También le tirotearon la casa a la madre de Alvarado.
Con el incendio de dos camiones atmosféricos a Alvarado en la madrugada del último viernes, la disputa recrudeció. Mientras, las autoridades temen por la vida de los ciudadanos que nada tienen que ver con estas diferencias que se dirimen a balazos en cualquier lugar de la ciudad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico