Buzzi garantizó la gobernabilidad del primer tramo de gestión de Das Neves

Aseguró ayer que "la plata para la construcción de los hospitales de Comodoro Rivadavia y Trelew está", al menos para las tareas que deben realizarse durante este año y el próximo, pero indicó que, como estaba previsto, para la finalización de los mismos se debe recurrir a otro bono y el dinero debe ser incluido en los próximos tres presupuestos. Garantizó una transición ordenada, reconoció que no tiene otro diálogo que no sea institucional con su sucesor, Mario Das Neves, y confirmó que, luego de un breve período de vacaciones, volverá a vivir en su casa de siempre de Comodoro Rivadavia.

El gobernador Martín Buzzi brindó ayer una entrevista en Radio Del Mar donde trazó un análisis político de lo sucedido en los comicios del 25 de octubre y ratificó el trabajo que sigue desarrollando para el triunfo en el balotaje presidencial de Daniel Scioli. También se refirió a los fondos para las obras de los nuevos hospitales y la situación financiera de la provincia, que alteraron la transición que se está realizando en Chubut de cara a la asunción de Mario Das Neves del 10 de diciembre.
"Los hospitales son obras de tres años de ejecución, que tienen que estar integradas al presupuesto de los años sucesivos 2016, 2017 y 2018. Sacamos un bono que incluye los hospitales más los diez Centros de Encuentro y que sirve para financiar el primer tramo. La plata para el principio de los hospitales está, y esto tiene que estar acompañado con los años en los futuros presupuestos", indicó.
En ese contexto señaló que el primer tramo del endeudamiento fue por 800 millones de pesos, y que con un segundo financiamiento se podrá terminar las obras, aunque aclaró: "está en las autoridades poder priorizar estas cuestiones, y no me toca a mí, luego de las elecciones, fijarlas. La decisión política ahora la tiene que tomar otro", sostuvo en alusión a Das Neves.
Respecto a la supuesta falta de dinero para pagar los sueldos y aguinaldos de diciembre, a la que aludieron tanto el gobernador electo como el futuro ministro Coordinador, Víctor Cisterna, ayer Buzzi garantizó que los empleados públicos cobrarán sus salarios y el medio aguinaldo.
En relación a lo sucedido el 25 de octubre, el gobernador recordó que el Frente para la Victoria triunfó en todas las categorías, a excepción de la Gobernación, y por eso remarcó que la Legislatura que viene, mayoritariamente integrada por dieciséis diputados del FpV, tendrá una cuota importante de poder.
"El poder quedó repartido. El mensaje de las urnas fue claro y así nos dio el control de la Legislatura, los cargos nacionales y la mayoría de las intendencias. No estoy pensando en ser el jefe de la oposición, sino en asegurar ahora el triunfo de Scioli en el balotaje del 22", afirmó, ante una consulta puntual sobre su futuro político.

"MACRI NO ASEGURA NUESTRO FUTURO"
"Lo primero que digo es que voy a gobernar hasta el 10 de diciembre y luego que estamos acompañando con mucha fuerza la candidatura de Daniel Scioli, porque un eventual triunfo de Mauricio Macri será malo para el país en su conjunto, pero sobre todo para Chubut y la Patagonia en particular", sostuvo Buzzi.
Señaló estar preocupado por lo que sucedería con la industria petrolera ante un eventual triunfo del candidato presidencial de Cambiemos. "Macri, en ningún lugar dice qué va a hacer con el precio del petróleo, algo de lo que depende la vida social de todos nosotros. Me preocupa la falta de definiciones sobre este tema, que es vital, y por eso reitero que el único que puede mantener y mejorar las condiciones que tenemos es el Frente para la Victoria y Daniel Scioli", concluyó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico