¿Cada cuánto hay que renovar los trapos rejilla y las esponjas en la cocina?

Acá algunos trucos para preservar la higiene y la salud alimentaria de nuestra familia.

Son varios los mitos que existen en torno a un tema que parece de poca importancia y por el contrario, resulta fundamental para la conservación de la salud y la higiene de toda una familia.

Según la doctora María Claudia Degrossi, una de las autoras del libro "Cazabacterias", es importantísimo desinfectar la esponjita y el trapo rejilla que usamos a cada rato, al menos en la cocina.

"No hace falta hacerlo con lavandina. De hecho, no es recomendable. Lo mejor es lavarlo bien con detergente o jabón blanco, refregarlo y luego dejarlo secar", aclaró.

Por otro lado, también es importante saber que no es conveniente dejar el trapo en remojo con un porcentaje de lavandina. "Si se busca eliminar los gérmenes por ahí se puede hervir el trapo en una olla con agua por unos minutos, como hacían nuestras abuelas", dijo al diario La Nación.

Asímismo, manifestó: "teniendo en cuenta el grado de uso, la esponja hay que cambiarla cada 15 días, aproximadamente mientras que la rejilla debe ser renovada al mes. "

TIPS PARA LA LIMPIEZA DE LA ESPONJA:

- Lavarla con detergente, enjuagar.

- Colocarla húmeda en el microondas sobre un platito

- Calentar un minuto a potencia máxima. El calor la desinfecta.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico