Caídos en Malvinas: ya exhumaron el primero de los cuerpos

Los especialistas exhumaron uno de los cuerpos, se le tomó las muestras de ADN para cotejarlas con las de los familiares y buscar una respuesta a una incógnita que ya lleva más de 35 años.

La misión humanitaria que intenta identificar a los 123 soldados argentinos caídos en la Guerra de Malvinas que fueron enterrados sin sus nombres en el cementerio de Darwin tuvo su primer día de excavaciones.

Los especialistas que viajaron a las islas avanzaron el martes con la exhumación de uno de los cuerpos, al que se le tomó las muestras de ADN para cotejarlas con las de los familiares y buscar una respuesta a una incógnita que ya lleva más de 35 años.

El cuerpo, que como todos los demás fueron enterrados dentro de tres capas de bolsas mortuorias, volvió a ser sepultado en un ataúd, como estaba previsto. Según publicó un matutino porteño, se prevé que haya entre dos y tres exhumaciones diarias, con sus respectivas sepulturas.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), que coordina las operaciones junto a una decena de especialistas de distintas nacionalidades, entre los que hay argentinos, dejó trascender que los trabajos comenzaron de acuerdo al plan inicial y no hubo complicaciones para avanzar.

El estado del suelo y el clima hostil de las islas son cuestiones que pueden ser claves para el progreso de la misión. Los arreglos logísticos que antecedieron al inicio de las operaciones concluyeron con una bendición del cura de Puerto Argentino, John Winston.

"Todos sabemos por qué están aquí, por un propósito humanitario. Tienen todo el apoyo de todos los que viven en la isla", les dijo el sacerdote a los miembros del equipo, que lo observaban mientras exponía con las cruces a sus espaldas.

Mientras tanto, el público no puede acercarse a menos de un kilómetro del lugar en que tienen lugar las tareas.

El lugar permanecerá así hasta el fin de los trabajos de identificación, previsto para fines de agosto o principios de septiembre, pese a algunas versiones que indicaban que el cementerio iba a estar abierto para el que pidiera permiso.

El pueblo de Darwin, ubicado detrás del cementerio, también permanece cerrado, pues los equipos se hospedan en una de las cabañas de allí.

Al final de la jornada, el organismo a cargo de la identificación de los cuerpos difundió un comunicado en el que anunció el inicio de los operativos y reiteró que se "tratarán estos restos mortales con el máximo respeto a lo largo de toda la operación" y que se buscará "responder a las necesidades y los intereses de las familias sobre la base de su experiencia en el ámbito forense en relación con los conflictos armados".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico