Calafate RC escribió la primera página oficial del rugby femenino en la Patagonia

A fuerza de entrega, velocidad y buen juego las chicas de Raúl Galván fueron las mejores de la región, y ganaron por mérito su plaza al Argentino de Santa Fe. La chica que con 10 años se inició en la actividad dio su mirada sobre la hazaña.

Fue la semana previa, donde Raúl Galván les habló con la sinceridad de siempre y les dijo a sus dirigidas que se necesitaba una entrega total si querían ganar el campeonato local.
Y las chicas de Calafate Rugby Club fueron más allá. Y escribieron una página no sólo en la historia de la marea "azul y negra" sino en la Patagonia, porque fueron parte del 1° Campeonato Regional oficial de rugby femenino y se coronaron campeonas en forma invicta. Ganando su plaza al Argentino de Santa Fe, el 8 y 9 de octubrem, junto a Marabunta que terminó en segundo lugar.
Del otro lado del teléfono, Marianella Gandulfo no oculta su orgullo por lo conseguido junto a sus compañeras en el Valle del Chubut. Pero a la hora de destacar a alguien, lo hace con aquel hombre que no pudo ocultar su emoción cuando sus dirigidas le retribuyeron en cariño todo lo que hace en pos del crecimiento de la actividad.
"Para nosotros era toda una expectativa como Calafate RC, porque como Maras ya veníamos participando de encuentros regionales (NdE: el de este fin de semana fue el primer campeonato oficial que otorgaba dos plazas al Nacional) y sólo habíamos perdido un partido en el comienzo. Luego ganamos todo, siempre con el mismo entrenador: Raúl Galván", recalca Gandulfo en diálogo con El Patagónico.
Para ella la exigencia fue doble, porque tras su segunda concentración con el Seleccionado Nacional en Buenos Aires, no dudo y se sumó al plantel que fue en búsqueda de una plaza nacional.
"Antes siempre iba Neuquén en representación de la Patagonia. Pero esta vez era por méritos en la cancha y nosotras salimos a dar todo para ganarnos ese derecho. Incluso contra la zona de Neuquén que tanto en varones como en mujeres está en un nivel mayor de jerarquía. Incluso tienen dos jugadoras en la Selección", describió.
Por ello la sorpresa fue doble para las chicas de Calafate Rugby Club, primero por el invicto y luego por el reconocimiento de sus rivales respecto a lo desarrollado en cuanto a juego y velocidad con la guinda.
EL SUEÑO PUMA
En el orden personal, Marianella viene de una concentración en el CeNARD (Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo) junto a 24 chicas que durante cinco días se esmeraron para sumar puntos y vestir en un futuro cercano la "albiceleste".
"De 24 chicas, 6 éramos nuevas en la convocatoria. Y cada día era despertarse antes de la 8 de la mañana, desayunar y a las 9 comenzar con los distintos testeos que iban desde velocidad en la pista hasta saltos en el laboratorio. En lo particular lo físico me costó mucho, pero no por eso dejé de esmerarme. Ahora en breve me envían un plan de reacondicionamiento físico para trabajar en el gimnasio, mientras el cuerpo técnico nacional evalúa mis avances en constante comunicación con mi entrenador. Ahora depende de uno cumplir al pie de la letra para mejorar este aspecto", remarcó la jugadora que a los 10 años se escapaba hacía el club con una guinda bajo el brazo.
"Buenos Aires sirvió para ver otras realidades y otras jugadoras. Y la verdad que en M18 nosotras contamos con chicas que están al mismo nivel que las del seleccionado nacional. Creo que en todo esto está la mano del entrenador. Y no por haber ganado el Regional en forma invicta nos vamos a relajar. Ahora queda hacer el último esfuerzo el fin de semana en las finales del torneo local", sentenció.
Entonces una vez más las palabras de Galván se escribirá en el alma de cada una de las jugadoras de Calafate RC.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico