Caleta seguía anoche congestionada por camiones bloqueados por piqueteros

Cuando ya entraba la noche, la ciudad del Gorosito volvió a convertirse en epicentro de otro descomunal congestionamiento de camiones debido al férreo piquete impuesto por trabajadores de cooperativas y planes sociales que dependen del municipio y reclaman el pago de prestaciones de servicios del mes de enero.

Caleta Olivia (agencia)
Este grupo fue el único que quedó desde el mediodía del lunes bloqueando la rotonda del acceso norte, frente a la playa de tanques petroleros de Termap, luego de que se retiraran otros dos conformados por trabajadores de la Fundación Santa Cruz Sustentable y desocupados de Pico Truncado afiliados a ATE.
El corte más prolongado se había registrado entre las 18 del lunes y las 10 de ayer, por lo cual las calles céntricas de la ciudad amanecieron cubiertas por cientos de camiones y colectivos imposibilitados de continuar viaje hacia el norte por la Ruta 3, por lo cual circular por la zona urbana se convirtió en un verdadero laberinto.
Otra gran cantidad formaba una fila de varios kilómetros en sentido contrario para avanzar hacia el sur, generándose "contrapiquetes" que también impidieron el uso de un camino alternativo a vehículos livianos.
Al cierre de esta edición, las fuerzas de seguridad no tenían directivas de intervenir para proceder al desalojo de los manifestantes y solo trascendió que el caso estaba bajo jurisdicción del Juzgado Federal local, al considerarse que el paso por la zona urbana es una extensión de la ruta nacional.
El intendente Facundo Prades, acompañado por el diputado por Pueblo, Sergio Bucci, recibió de madrugada en su despacho a cinco voceros, a quienes les informó que la comuna no cuenta con los fondos necesarios para afrontar el pago de las certificaciones. Culminada la reunión, los manifestantes mantuvieron una asamblea en la rotonda, alrededor de las 2 de la madrugada, resolviendo continuar con el piquete ante la falta de una propuesta concreta para los 3 mil trabajadores de ese sector.
A esa hora, el piquete era total ya que no había ni siquiera mínimos lapsos de apertura de la ruta (hasta las 10) y los ánimos se caldeaban, tanto entre camioneros como entre los manifestantes ya que en pocos días más se cumplirán dos meses sin cobrar prestaciones.
Al cierre de esta edición se escuchaban fuertes bocinazos accionados por otros camioneros que habían quedado "atrapados" luego de una breve apertura que se produjo alrededor de las 19.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico