Caleta volvió a quedar sitiada por piquetes de desocupados

La ciudad fue epicentro ayer de otra convulsionada jornada de conflictos sociales y laborales que incluyeron un extenso bloqueo en el acceso norte por parte de desocupados afiliados al Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Construcción.

Caleta Olivia (agencia)

El SITRAIC, disidente de la UOCRA, plantó piquete a las 6:30 en la rotonda ubicada frente a la playa de tanques petroleros de Termap y recién a las 13 flexibilizó la medida de fuerza, aunque sólo por apenas 30 minutos, ante el requerimiento de la jefatura policial de la Unidad Regional Zona Norte.
Luego hubo otras esporádicas aperturas al tránsito, hasta que a las 18 los manifestantes se retiraron debido a que su logística se limitaba a cubiertas que quemaron sobre el pavimento.
La protesta protagonizada por menos de un centenar de obreros liderados por Alejandro Lugo, no sólo se fundamentó en el insistente pedido de reactivación de obras públicas, sino también en la necesidad que este gremio tenga formal reconocimiento por parte de la Secretaría de Trabajo de Santa Cruz.
Por esta última instancia quedó de manifiesto que el piquete fue un claro desafío al gobierno provincial, teniendo en cuenta además que el SITRAIC conforma la Mesa de Unidad Sindical e hizo coincidir el corte de ruta con las protestas de gremios estales que son el cuerpo principal de ese nucleamiento.

"TAMBIEN ES DELITO NO DAR ASISTENCIA"
Lugo no escatimó críticas hacia la gobernadora Alicia Kirchner y a los organismos de seguridad, tanto Policía Provincial como Gendarmería, "ya que no sólo nos preguntan si tenemos logística sino que también nos piden que les demos los nombres de los compañeros que están en la ruta y sus domicilios".
"Esto es un manoseo y queda en evidencia que la Provincia no quiere reconocer al SITRAIC en su ámbito y solo otorga subsidios a la gente de la UOCRA que está de su lado" apuntó.
Luego, respondiendo a otra consulta periodística, dijo que reconocía que estaban cometiendo un delito por cortar ruta, pero al mismo tiempo reparó que "también es un delito lo que hace el gobierno provincial a no dar asistencia a los trabajadores de este gremio que desde hace muchos meses están desocupados y sobreviven de changas".

DIFICULTADES
El corte, en su etapa más extensa, motivó que se formaran extensas filas de camiones y colectivos en uno y otro sentido. Los vehículos livianos tuvieron la opción de circular por un camino alternativo que pasa por el barrio Altos del Golfo, pero poco antes del mediodía el mismo quedó obstruido por un colectivo que no pudo girar en una curva cerrada, donde hace pocas semanas los vecinos habían colocado montículos de tierra.
El jefe de la Unidad Regional Zona Norte, comisario mayor Dante Aboud, procuró actuar como mediador para posibilidad que el corte de flexibilizara, algo que ocurrió a las 13 y más tarde se logró otra apertura, lo que disipó la posibilidad de un desalojo compulsivo teniendo en cuentas que en las inmediaciones se encontraban en aprestos efectivos de la División Infantería y del Comando Radioeléctrico.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico