Cambiaron a la jefatura de la alcaidía policial tras la fuga de Javier Lezcano

La Jefatura de la Policía del Chubut dispuso el cambio de la superioridad de la alcaidía policial de Comodoro Rivadavia. Asumió como nuevo jefe del centro penitenciario el subcomisario Víctor Farcy, quien anteriormente se desempeñó como segundo jefe en la Comisaría de Don Bosco. Lo acompaña como subjefe el subcomisario Raúl González. El jefe saliente, Luis Epullán, fue trasladado a la Dirección de Recursos Humanos de Rawson y su segundo, Omar Martínez, reemplazará a Farcy en la dependencia policial de Kilómetro 8.

A la hora en que el miércoles 12 de octubre se fugaba Javier Lezcano, el segundo jefe de la alcaidía, Omar Martínez, realizaba trabajos adicionales de servicios de seguridad para terceros. Ello lo hizo público El Patagónico en exclusiva y habría sido una de las causas para que se reemplazara a la jefatura del recinto carcelario.
Según informaron fuentes policiales y confirmaron desde la Unidad Regional de Policía a este diario, el nuevo jefe de la alcaidía policial es el subcomisario Víctor Farcy, quien llega de ser el segundo jefe de la Comisaría de Kilómetro 8.
El jefe saliente, Luis Epullán, fue trasladado a la Dirección de Recursos Humanos de Rawson, mientras que su segundo, Martínez, reemplazará a Farcy en la dependencia policial del barrio Don Bosco.
Mientras, el segundo jefe que colaborará con Farcy en la conducción de la golpeada alcaidía policial, será el subcomisario Raúl González quien se desempeñaba como segundo jefe en la Comisaría Mosconi. En su lugar, llegará a la dependencia de Kilómetro 3 el recién ascendido, subcomisario Walter Cornelio.
La fuga de Lezcano –condenado por el crimen del estudiante de geología Alejandro Balle y recapturado hace una semana en Río Negro-, quien limó los barrotes de su celda, desnudó la falla de los controles preventivos y de requisa.
A ello hay que sumar la desidia del segundo jefe de la alcaidía, quien se encontraba fuera de esta ciudad realizando servicios adicionales en el Banco Móvil. Este episodio reavivó la polémica por la prestación de adicionales de parte de la Policía, lo cual se halla en debate de acuerdo a lo que –también en exclusiva- informó El Patagónico en su edición del miércoles.
En agosto, este diario había dado cuenta de que en la alcaidía policial se investigaban dos insólitos robos. En el aula educativa Paulo Freire rompieron varios candados y se robaron una netbook que utilizaban los presos para estudiar, mientras que de la guardia se llevaron un chaleco antibalas, una campera de la fuerza y un cargador de pistola de una de las celadoras.
La historia reciente de ese recinto carcelario es cíclica: ante las irregularidades se cambia de jefatura. El año en el que la alcaidía policial resultó ser noticia constante fue 2013, cuando la Justicia Federal investigó una causa en la que se buscaba comprobar si algunos de sus efectivos comercializaban droga entre los internos. Incluso hubo tres detenciones y en ese momento también se produjo el apartamiento de un jefe policial. El juicio por esa causa está en curso.
En setiembre de ese mismo año, Víctor Ruiz fue asesinado por otros internos en uno de los pabellones utilizando una "faca" y además el recinto sufrió la fuga de Cristian "Titi" Córdoba.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico