Caminaba por Caleta Córdova y pisó una yarará ñata

Esta mañana, una vecina que caminaba en cercanías a la cancha del club de Caleta Córdova, se llevó una sorpresa cuando pisó una víbora yarará ñata. Se asustó, fue al médico y descartaron que la haya lastimado.

La aparición de una víbora yarará ñata en el barrio de zona norte causó alarma entre los vecinos. Este mediodía El Patagónico se contactó con la vecinal y la Dirección de Veterinaria del municipio, quienes ya habían intervenido en el lugar.

En esta oportunidad se trataba de un ejemplar de aproximadamente un año y medio que por su corta edad no presenta un grado de riesgo importante, sin embargo y por precaución regresará a su medio ambiente, alejado de la población, indicaron a este medio desde el área municipal.

Julio Baio es presidente de la sede vecinal de Caleta Córdova y describió que en las primeras horas de este martes, una vecina que caminaba por las inmediaciones de la cancha pisó una yarará ñata: "cuando la vio pegó el salto y fue al consultorio por las dudas que no la haya mordido, pero por suerte no fue así".

Si bien la víbora no es agresiva cuando se siente amenazada suele atacar y la mordedura venenosa debe ser atendida dentro delas 24 horas posteriores.

"Es la primera vez que aparece una yarará, por suerte no la alcanzó a morderla, solo fue un susto" dijo el vecinalista quien pidió precaución a los vecinos. "Ahora nos dijeron que van a limpiar y desmalezar el lugar"..

El hábitat de estos ofidios son las zonas áridas y suelen encontrarse debajo de rocas o matas en partes gredosas. No obstante, la remoción de terrenos que se realiza en la expansión de los distintos barrios de zona norte provoca que las mismas queden al descubierto al perder su hábitat natural.

RECOMENDACIONES A TENER EN CUENTA

Si alguien es mordido por una yarará ñata, debe acudir urgente a cualquier centro de Salud en procura de buscar el antídoto que debe ser colocado en las próximas 24 horas luego de la mordedura. La herida puede pasar de una inflamación a necrosis y luego a una hemorragia, primero local y luego generalizada.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico