Camioneros advirtió que volverá a tomar la playa de tanques si no obtiene respuestas en diez días

Después que el viernes por la tarde el Ministerio de Trabajo de la Nación dictara la conciliación obligatoria por el conflicto entre YPF y el Sindicato de Camioneros Chubut, que tomó la playa de tanques y bloqueó el ingreso a los yacimientos de la operadora, ayer por la mañana ese gremio levantó la medida de fuerza a la espera de la primera audiencia de negociación que tendrá lugar el miércoles. Jorge Taboada advirtió que le darán diez días a la compañía estatal para reincorporar a los trabajadores despedidos de contratistas y tener certezas por la situación laboral de sus afiliados en los yacimientos.

“Si superados los diez días hábiles de la conciliación obligatoria, no logramos la reincorporación de los trabajadores de Transporte Mansilla, y no logramos tener una certeza y claridad sobre los salarios y los puestos de laburo de la gente que está en los yacimientos petroleros, vamos a retomar la medida y va a ser por tiempo indeterminado, y vamos a nacionalizar el conflicto; quiere decir que se lo vamos a trasladar a todo el país”, advirtió Jorge Taboada, secretario general del Sindicato de Camioneros Chubut y diputado nacional, al anunciar el levantamiento de la medida de fuerza que se había iniciado el viernes por la mañana en la planta de combustibles de YPF en Kilómetro 3.
Camioneros, de esta forma, normalizó el servicio de combustibles y liberó el acceso a los yacimientos petroleros de la compañía, con la que entró en conflicto luego de que las empresas contratistas Mehsa y Transporte Melián despidieran trabajadores y se retrasaran con el pago de los salarios, respectivamente.
Por ese reclamo, el Ministerio de Trabajo de la Nación ya había dictado una conciliación obligatoria. Sin embargo, YPF no se presentó a la audiencia de negociación del último miércoles. Así el viernes, ese gremio decidió tomar la playa de tanques y bloquear el ingreso a los yacimientos de la operadora en la Cuenca.
Ante esta situación, esa misma tarde, Trabajo dictó una segunda conciliación que fue acatada por Camioneros ayer en la mañana, luego que fuera notificada la Federación del sindicato.

CLARA POSTURA DEL SINDICATO

Así cerca de las 10, Taboada llegó a la playa de tanques y anunció el levantamiento de la medida de fuerza en todas las empresas afectadas, a excepción de Transporte Melián, por la mala liquidación en los haberes y deuda de salarios.
El dirigente, en ese marco, anunció que el miércoles a las 11, en el Ministerio de Trabajo de la Nación en Buenos Aires, el gremio tendrá con YPF la primera audiencia de conciliación y posteriormente habrá una nueva asamblea en la playa de tanques.
"Vamos a tratar de resolver en estos diez días que dura la conciliación obligatoria todos los problemas que tenemos con las empresas que prestan servicio para la operadora; llámese Mehsa, llámese Melián y los compañeros que están demás en otras empresas”, manifestó Taboada.
"El problema es que YPF en algún momento paró los equipos de torre, tomó una decisión unilateral, decidió no hacer más inversiones en la Cuenca del Golfo San Jorge y llevarse las inversiones a Neuquén. Esa es una decisión que tomó el Gobierno nacional conjuntamente con YPF. Por eso la paralización de todos los equipos de torre y por eso nosotros los camioneros nos quedamos sin equipos para llevarle los materiales. Ese es el tema de fondo que tenemos que discutir”, aseguró el dirigente.
No obstante, el sindicato tiene una clara posición: “si YPF paralizó los equipos sin habernos consultado, YPF se tiene que hacer cargo de los salarios de la gente. Nosotros no le vamos a permitir que nos eche gente. ¿Por qué?, porque nosotros no participamos de esas reuniones y tampoco avalamos que paralicen los equipos. Entonces si YPF decidió parar los equipos se va a tener que hacer cargo de los salarios de la gente que está demás”, sentenció Taboada.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico