Camioneros lanza plan de lucha y huelga para la semana que viene

Pablo Moyano dijo que planean un paro sorpresivo de 48 horas para los camiones de caudales y que consensuará con su padre, Hugo Moyano, la fecha para un paro general de los camioneros, que será de 24 horas y se concretará antes de fines de la próxima semana.

Finalmente, no hubo acuerdo entre las empresas del transporte de carga y el gremio de Camioneros por lo que el sindicato anunció un plan de lucha que incluye "paros sorpresivos" y "asambleas permanentes de cuatro horas" a partir de este jueves. Sin embargo, el plato fuerte de los camioneros será la semana que viene con un paro de 48 horas.
Así lo confirmó el líder camionero, Pablo Moyano, al finalizar la audiencia que se realizó esta tarde en una de las sedes del Ministerio de Trabajo. Ante una masiva movilización que había sido convocada para la ocasión, el camionero anticipó que "el jueves y el viernes de la semana que viene va a haber un paro total en las ramas del sector". Asimismo, Moyano indicó que desde este jueves habrá "paros sorpresivos" en el transporte de caudales.
El dirigente gremial adelantó que las 17 ramas de la actividad, contempladas en el convenio colectivo de trabajo 40/89, deliberarán desde hoy en asambleas durante varias horas por turno y que mañana y el viernes habrá "paros sorpresivos" en el sector de caudales durante cuatro horas también por turno, indicó.
Sindicalistas y empresarios habían sido convocados para retomar las difíciles negociaciones en las que el gremio de Hugo y Pablo Moyano exige un 42% de mejora de los haberes. Sin embargo, la reunión no llegó a buen puerto y no hubo acuerdo entre las partes.
La organización sindical reclama una mejora de los salarios del 42% y un bono de 17 mil pesos que compense "el ajuste que implica la aplicación del impuesto a las ganancias", en tanto las cámaras patronales realizaron una nueva oferta salarial del 30,5%.
Los empresarios de la FADEEAC, que agrupa a 49 cámaras, argumentaron que atraviesan "un momento muy delicado a partir del total estancamiento de la actividad y pérdidas significativas de rentabilidad, ya que los volúmenes transportados se redujeron este año entre un 30 y 50 por ciento en relación con 2015, además de sufrir de forma sostenida aumentos imposibles de trasladar".
Los camioneros, como resolvieron los delegados en el Congreso Nacional del pasado viernes en "Los Dos Chinos", ratificaron el reclamo de una mejora de los haberes del 42 por ciento en tres tramos y del pago de un bono compensador de 17.000 pesos en concepto de resarcimiento por "el injusto tributo de ganancias".
En ese sentido, las patronales de cargas descartaron hoy de plano la posibilidad de asumir "el pago de un bono o compensación en relación con el efecto económico de ningún tipo de impuesto", por lo que la reunión en Trabajo cesó casi de forma automática.
La semana anterior, los trabajadores camioneros paralizaron la recolección de residuos y, en especial, la rama combustibles del gremio, lo que ocasionó serios inconvenientes durante varios días.
El titular del sindicato y de la CGT Azopardo procurará en los próximos días zanjar las diferencias salariales en un encuentro cumbre e informal que mantendrá con los empresarios del autotransporte de cargas, según sostuvieron los voceros gremiales.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico