Cañadón Seco resaltó el valor de los pueblos originarios

La comunidad de Cañadón Seco conmemoró ayer el Día del Aborigen Americano, en una ceremonia que tuvo lugar en la plazoleta Pueblos Originarios, donde se encuentra una imponente escultura que inmortaliza a los tehuelches.

Caleta Olivia (agencia)

El homenaje fue presidido por el jefe comunal, Jorge Soloaga, quien estuvo acompañado por su equipo de colaboradores y la directora provincial de Pueblos Originarios, Celia Rañil, integrante de la comunidad mapuche Willimapu, entre otros invitados especiales y vecinos en general.
En primer lugar se realizó el izamiento de las banderas de los Pueblos Originarios y de Argentina, tras lo cual desde la locución se leyó el poema "Los Indios", de Atahualpa Yupanqui, y luego la soberana Ana Tenorio expresó palabras alusivas.
Por su parte, Rañil destacó que Cañadón Seco era una de las pocas localidades que rindió homenaje a los pueblos originarios y del mismo también participó la comunidad, teniendo en cuenta que "en muchas partes del mundo los pueblos originarios aún no cuentan ni pueden gozar de los derechos humanos".
Al mismo tiempo, resaltó que "en la actualidad nuestras demandas se hacen efectivas, ya que hoy serán restituidos los restos de gente que ha permanecido en el siniestro Museo de La Plata al Museo Yamana de Ushuaia".
Posteriormente, la funcionaria entregó a Soloaga y al personal de Cultura un manual alusivo a la educación intercultural bilingüe y el comisionado de fomento retribuyó esa acción entregándole un presente floral.
En su discurso, Soloaga sostuvo que "es un día fundamental para cuidar la memoria de los sucesos que acontecieron hace muchísimos años en nuestra tierra y por esa razón no pueden estar marginados de nuestro pensamiento".
En ese sentido, señaló que "son hechos gravísimos, ya que antes de la llegada de Cristóbal Colón había más de 95 millones de habitantes originarios en América y cien años después esa cantidad se redujo al 5%; es decir que el resto de los habitantes sucumbieron como consecuencia de la presencia de un invasor que llegaba a conquistar estas tierras".

"NOS TIEMBLA EL ALMA"

"Cuando uno habla de la catástrofe demográfica que representó la llegada de lo que se denomina el hombre blanco en estas tierras, realmente nos tiembla el alma de pensar que millones de hombres, mujeres y niños murieron", expresó.
Paralelamente, realizó una reseña histórica "de la mal llamada conquista del desierto que no fue más que un genocidio, de la mano del que llamaron general Roca. Más de 100 mil aborígenes de la zona cordillerana fueron trasladados a pie hasta el Atlántico y alrededor de 95 mil de ellos murieron en ese trayecto sumamente doloroso y vergonzoso".
Por otra parte, recordó el libro del autor español José María Borrero que se denominó La Patagonia Trágica, en el que se da cuenta de que aquellos que venían a tomar posesión de estas tierras contrataban sicarios a los que les pagaban una libra esterlina por cada hombre y mujer que erradicaran.
Finalmente, Soloaga expresó que "en este acto venimos a activar nuestra memoria de esas cosas que pasaron y que algunos plasmaron a través de poemas y canciones, como Héctor Raúl Osés, quien escribió La Zamba del Tehuelche", la cual reprodujo para todos los presentes.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico