Cannabis medicinal: el 23 de agosto se trata en el Senado

Carola Pedraza es el nombre de la lucha por la legalización del uso del cannabis medicinal en Chubut. Se trata de la mamá de Micaela. La niña mejoró notablemente su calidad de vida reduciendo el 95% de sus crisis y convulsiones con el aceite de cannabis conocido como "Charlotte's web". La mujer fue quien impulsó el pedido en el Concejo Deliberante comodorense que hoy es ley provincial e incluye el cannabis en el vademécum de la obra social Seros, aunque corre riesgo de ser vetada.

Alfredo Luenzo es el senador que recogió el guante y presentó el proyecto –que será debatido el próximo martes- en el Senado nacional para que Argentina dé una discusión que ya se produjo en varios países, para hacer legal el uso del cannabis con fines medicinales.
Lograr el marco legal implicaría, por ejemplo, regular una posible producción y cultivo local que amplíe el espectro de pacientes a los que beneficiaría la terapia.
Sucede que mientras el aceite conocido como "Charlotte" es efectivo para algunas de las patologías -mayoritariamente casos extremos de epilepsia como el síndrome de Dravett que tiene Micaela–, hay otros casos que requieren el uso de distintas cepas de cannabis para que el tratamiento sea efectivo.
El tema será debatido en la Cámara alta el próximo martes, impulsado como se dijo por un senador chubutense de Chubut Somos Todos, aunque como contrapartida es el propio oficialismo el que impulsa en esta provincia el veto sobre la ley recientemente sancionada por la Legislatura provincial, luego de que Gustavo Fita se hiciera eco de la expresión de deseos avalada por unanimidad en el Concejo Deliberante comodorense.

SEGUIR ADELANTE
Mientras Carola Pedraza, madre no solo de Micaela sino también del debate a nivel local, ayer se reunió con los diputados comodorenses del FpV, a quienes agradeció el apoyo "porque son ellos los que tienen las herramientas y el poder para avanzar con el tratamiento. Sufrimos muchos años y ahora empieza a venir la calidad de vida con este medicamento" enfatizó, para plantear que a partir de la sanción en Chubut ha recibido consultas de padres de Salta, Santa Fe y Córdoba, entre otros, "gente que quiere venir a Chubut a acceder al tratamiento porque están desesperados".
"Yo pongo toda la fuerza y la fe; rezo y sigo rogando para que esta ley no se vete y podamos avanzar porque es importante que esto llegue a la esfera pública: mi hija ya tiene el tratamiento, yo voy a Ezeiza y estoy horas tratando de conseguirlo, pero el tema es que hay un montón de pacientes que lo necesitan urgente y la están pasando muy mal", dijo Carola, recordando que el aceite de Cannabis que utiliza Micaela está avalado en su caso particular por la Anmat (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología) y que hoy es el único procedimiento legal en Argentina, pero que con el marco legal de fondo el Ministerio de Salud podría regular los diferentes tipos de aceite que corresponden a cada patología de acuerdo a los diagnósticos.
No obstante, recordó que no hay laboratorios nacionales que lo produzcan y que el Charlotte web es la única herramienta disponible entonces. De allí que subrayó la importancia del proyecto que evaluará el Senado para separar este contexto medicinal de la Ley de estupefacientes.
"Sufrimos muchos años. El Síndrome de Dravet es una alteración cromosomática que no se puede cambiar y las secuelas no se recuperan nunca. Tenemos un pronóstico de vida hasta los 21 años, y en Argentina hay un solo paciente que tiene 30: es hijo de un juez que logró el marco para hacer el autocultivo para salvar la vida de su hijo. No podemos vivir de esa manera", subrayó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico