Cansado de las dietas de su mujer le pidió el divorcio

Angela Crickmore, una brasileña de 36 años, cambió su vida gracias al deporte. Tras lograr bajar de peso, su marido le pidió el divorcio. Ella se convirtió en un boom de las redes sociales.

La sacrificada lucha por bajar de peso terminó con un resultado impensado: su marido le pidió el divorcio, cansado de las diversas dietas y métodos saludables que implementaba que, asegura, influían en la pareja.

Angela mide apenas 1,54 metros y llegó a pesar 88 kilos. Luego de comenzar a hacer deporte y corregir su alimentación, bajó a los actuales 57 con los que logró una figura envidiable y se convirtió en furor con sus fotos en Instagram.

Fuente:

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico