Capacitaron sobre la detección de problemas de desarrollo en niños

Se trató de un abordaje de la Prueba Nacional de Pesquisa. "Aproximadamente el 30% de los niños dan pruebas con retraso madurativo, principalmente en mayores de un año y en edad escolar", destacó la médica pediatra Gladys Convertini.

Más de 75 trabajadores de la salud y la educación participaron de la jornada de capacitación Prunape, una herramienta de pesquisa en la evaluación del desarrollo. El encuentro fue organizado de manera conjunta por la Fundación Crecer y la Filial Golfo San Jorge de la Asociación Argentina de Pediatría.
La capacitación en la Prueba Nacional de Pesquisa (Prunape), estuvo a cargo de la profesora y médica pediatra Gladys Convertini, bajo la coordinación de la directora médica pediatra de la Fundación Crecer, Beatriz Pittaioli, con la exposición en Trastornos del Desarrollo de la neuróloga infantil Alejandra Dericco.
Las jornadas contaron con la participación de médicos, terapeutas, enfermeros, técnicos en salud comunitaria y docentes de nivel inicial. Abordaron diferentes temáticas respecto a los aspectos del desarrollo infantil y psicomotriz en los primeros dos años de vida, los fundamentos y tareas prácticas para la aplicación de la Prunape y el diagnóstico oportuno en los trastornos del desarrollo.
La jornada, según destacó la doctora Gladys Convertini, "cumplió las expectativas y las superó, no pensé que iba a haber tantas personas. La participación de la gente fue bárbara, sobre todo cuando fue la tarea grupal. Se pudieron terminar las 79 pruebas en tiempo y forma, ver y analizar el video explicativo de la prueba y hacer un cierre con las pautas claves del desarrollo de los dos primeros años de vida".
Convertini también explicó que la Prueba Nacional de Pesquisa puede ser aplicada por todos los miembros del equipo de salud y educación que estén capacitados. Luego de detectar una sospecha se debe pedir intervención al médico pediatra y después sus derivaciones correspondientes.

PROBLEMAS DE
DESARROLLO
Al ser una técnica de pesquisa, sirve para detectar niños presuntamente enfermos en una población supuestamente sana. La Prunape tiene 94, 2% de probabilidad de tener un diagnóstico de desarrollo patológico. La mayoría de los problemas del desarrollo pueden ser causa de discapacidad en la vida adulta y está probado que la detección temprana permite aplicar acciones terapéuticas y de apoyo que mejoran su evolución.
"Aproximadamente el 30% de los niños dan pruebas con retraso madurativo, principalmente en mayores de un año y en edad escolar", dimensionó Convertini. Sostuvo que esa situación muestra una falla en el sistema de salud considerando que los que están en condición oportuna para detectar alguna alteración del desarrollo son los pediatras o médicos generalistas que realizan la evaluación del desarrollo todos los meses hasta el año de vida.
"El problema es que en desarrollo muchos no están capacitados e incluso interesados. Y una de las características de esta herramienta de pesquisa es que las enfermedades a ser pesquisadas son patologías que se benefician con un diagnóstico oportuno y la implementación de un tratamiento adecuado y temprano. Por la Neuroplasticidad cerebral, cuanto antes le pongo el nombre a eso que el niño tiene y por lo tanto se aplica el tratamiento correspondiente mejor respuesta va a tener el niño" afirma Convertini.
Desde Fundación Crecer junto a las secretarías municipales de Salud y de Desarrollo Humano se encuentran trabajando de forma integral en prevención y detección precoz en niños de la primera infancia, de bajos recursos que asistan a Centros de Salud y/o Promoción Barrial.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico