Cárdenas seguirá detenido hasta el 6 de mayo por el crimen de Lucas Díaz

El único acusado por el crimen de Lucas Díaz, Sebastian Cárdenas, seguirá en prisión hasta el mes de mayo, así lo definió la jueza Gladys Olavarría esta mañana. La familia de Díaz se manifestó conforme con la determinación de la Justicia en pos del resguardo de la integridad de los testigos de la causa.

Esta mañana la familia de Lucas Díaz volvió a la calle a pedir justicia y solicitar a las autoridades que no le otorguen la prisión domiciliaria a Sebastián Cárdenas, el único imputado por el homicidio ocurrido el pasado 26 de octubre pasado en el bar Los Troncos.

El principal argumento esgrimido por la defensa de Cárdenas en la figura del doctor Guillermo Iglesias fue el resultado negativo que arrojaron las pruebas de ADN realizadas. Sin embargo "hay videos, registro de llamada, mensajes de texto y el valioso testimonio de testigos claves que lo ubican como único responsable del crimen", señaló Diana la hermana del "Chino" Díaz en diálogo con El Patagónico.

En base a la vasta prueba que hay en su contra hoy alrededor del mediodía la jueza Gladys Olavarría decidió extenderle la prisión preventiva a Cárdenas hasta el 6 de mayo. Por lo cual, seguirá detenido en la Seccional Quinta donde permaneció hasta este viernes.

"Para nosotros que continúe con preventiva es un alivio. Hasta hoy estuvimos en vilo con lo que podía pasar porque si le otorgan prisión domiciliaria, nuestro principal miedo es que él se ocupe de amenazar o agredir a los testigos de la causa", indicó Diana. Y agradeció a compañeros de trabajo, familiares, amigos y la comunidad en general que esta mañana acompañó la audiencia con el pedido de Justicia en la calle.

EL CASO

La muerte de Lucas Díaz se produjo tras una discusión por el elevado precio de la cerveza que el presunto autor del hecho, Sebastián Cárdenas, le invitó a una de las dos mujeres que estaba en el bar "Los Troncos" (barrio Newbery) en la madrugada del lunes 26 de octubre de 2015.

Horas después, Díaz fue apuñalado en el pecho y luego arrojado a unos 500 metros del local nocturno.

Cárdenas fue imputado como autor del delito de homicidio simple, el cual tiene un mínimo de 8 años de prisión y un máximo de 25.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico