Carlos Alves fue condenado a ocho años por el primer crimen de 2016

En el marco de un juicio abreviado que se homologó ayer, Carlos Alves fue condenado a 8 años de prisión de efectivo cumplimiento. Se trata del sujeto acusado por el primer homicidio que se registró este año en Comodoro Rivadavia y que tuvo como víctima a Yony Flores Ramos, quien fue apuñalado al salir en defensa de la esposa de Alves, cuando era brutalmente golpeada por éste.

El crimen ocurrió el domingo 24 de enero mientras se desarrollaba una fiesta de cumpleaños en la casa de la familia Ortega Orellana, de la cual participaban Carlos Josías Alves (31) y su pareja. El hombre había bebido en exceso y cerca de las 19:30 se cruzó a su casa con su mujer. Ya en su domicilio el matrimonio inició una discusión; ella amenazó con irse y comenzó a juntar su ropa, pero él se lo impidió a golpes. Los gritos alertaron a los vecinos y fueron a calmarlo. Por un momento lo consiguieron, a costa de llevarlo nuevamente a la fiesta.
La situación parecía controlada, pero al cabo de unos minutos Alves se dirigió de nuevo a su casa. Allí el hombre se tornó todavía más violento y fueron tan duros los golpes que la mujer cayó el piso. Cuando los vecinos volvieron a interceder, él directamente la estaba pateando.
En ese intento por frenarlo forcejeó con Yony Bartolomé Flores Ramos (43), pero cuando la mujer logró pararse y salir de la casa para ponerse a salvo, los vecinos dejaron al violento y regresaron a la fiesta. Por detrás y con un cuchillo sin mango, Alves los persiguió y mientras cruzaba la calle fue Flores Ramos quien recibió una puñalada en la espalda. Al darse vuelta, el homicida le aplicó otras tres estocadas, una de las cuales le perforó el pulmón izquierdo.
El herido quedó tirado y sus familiares lo cargaron rápidamente en un vehículo particular para trasladarlo al Hospital Regional, donde llegó casi sin vida.

SANGRE FRIA

La policía fue alertada y Alves regresó a su casa, se cambió de ropa y se marchó caminando. Un patrullero de la Seccional Séptima, que se dirigía a Misiones y Las Orquídeas, donde ocurrió el hecho, lo paró para preguntarle si sabía dónde había sido la pelea y éste, con su cabeza agachada, le respondió que no sabía nada y siguió caminando con intenciones de fugarse, aunque los familiares de la víctima alertaron a los policía que era ese el autor y allí lo detuvieron.
Desde entonces, Alves estuvo con prisión preventiva porque en la apertura de la investigación fue imputado como presunto autor del delito de homicidio simple.
En la acusación que presentó la Fiscalía se fijó una pretensión punitiva no superior a los 9 años, ante lo cual el imputado optó por solicitar el procedimiento de juicio abreviado, reconociendo ser el autor del hecho y acordando la pena mínima establecida para el delito: 8 años.
El acuerdo de juicio abreviado fue puesto a consideración de la juez Gladys Olavarría, quien analizó la legalidad del mismo y escuchó de boca del acusado su conformidad, en virtud de lo cual resolvió ayer homologarlo y condenarlo a 8 años de prisión de efectivo cumplimiento.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico