Carlos Gómez: "corrimos para salvar nuestras vidas"

Uno de los cuatro integrantes del Sindicato de Camioneros de Santa Cruz que fueron protagonistas de los violentos incidentes ocurridos en Diarco fue el propio secretario general, Carlos Gómez, quien dio a conocer a El Patagónico su versión de lo sucedido.
Contó que el miércoles habían solicitado autorización del gerente de la firma distribuidora mayorista para entrevistarse con tres empleados de depósito, a fin de acordar su afiliación.
"En principio íbamos a ir el jueves, pero por algunos inconvenientes recién pudimos hacerlo hoy (por ayer).Llegamos después de las 10 de la mañana, pero cuando ya casi estábamos terminando de charlar con los trabajadores, apareció una veintena de tipos con chalecos del otro gremio (de la Federación) y comenzaron a insultarnos y lanzarnos algunas trompadas", detalló.
"Decidimos irnos, pero nos siguieron y en la playa de estacionamiento nos estaban esperando otros individuos, así que comenzamos a correr para salvar nuestras vidas ya que comenzaron a disparar con armas de fuego", precisó.
Ante una consulta de ese medio, Gómez aseguró que ninguno de los integrantes de su grupo llevaba armas de fuego "porque nosotros somos trabajadores".
Además, alcanzó a ver cuando los agresores tiraron al suelo a su compañero Horacio Bayón y lo golpeaban indiscriminadamente, pero él nada podía hacer debido a la inferioridad numérica y pudo escapar con otro dirigente en un auto, en tanto atrás también quedaba otro integrante de su grupo lesionado, Alberto González.
Gómez también señaló que al sector moyanista no le interesa tanto contar con nuevos afiliados, sino que su intención es impedir que el gremio caminero que se creó en Santa Cruz tenga actuación y recordó que hace más de un año también fueron agredidos a balazos cuando se produjo la toma de una base operativa de Clear ubicada en el parque industrial de Pico Truncado.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico