Carlos Paz, el lugar preferido

Los jóvenes que deciden realizar un viaje de egresados pueden optar entre Bariloche y Carlos Paz. Este último es el más elegido por los comodorenses por la seguridad y variedad de atractivos turísticos, así como la diversión que ofrece.
"Bariloche siempre fue la ciudad más elegida por los jóvenes del norte y Carlos Paz ha repuntando en los últimos años, principalmente porque es una ciudad amigable desde todo punto de vista, sumado a que es más económica que Bariloche", sostuvo el responsable de Extremo Comodoro, Fabián De Angelis.
Otro punto que juega a favor de la localidad cordobesa es la variedad de fiestas que ofrecen los boliches bailables, lo que llama la atención de los jóvenes. "Los chicos de Comodoro conocen la nieve por más que hace como diez años que no nieva. Las grandes fiestas en los boliches de Carlos Paz han sido un gran atractivo porque, por ejemplo, está la fiesta de la espuma que es un evento único que ya no se ve muy seguido en los locales de este tipo", explicó el encargado de Chaltén, Ricardo Varas.
Además, Carlos Paz ha implementado una ley que no permite que los boliches bailables vendan grandes cantidades de alcohol en sus recintos ya que las fiestas comienzan tarde. "Los boliches abren sus puertas tarde, por lo que nos permite que también sirvamos la cena tarde para que los chicos no tengan tanto tiempo para programar previas, pese a que el hotel y nosotros no lo permitimos, y que no lleguen al local dispuestos a tomar ya que el atractivo es la fiesta", argumentó Varas.
"Nosotros hacemos un recorrido por todos los boliches emblemáticos de Carlos Paz y cada uno de ellos tiene una propuesta diferente cada noche. Esto es algo muy buscado por los chicos porque siempre dicen que en Comodoro son los mismos boliches y las mismas noches. En Carlos Paz los chicos viven una experiencia única porque son temáticas y sin alcohol", manifestó De Angelis.
Hay que destacar que ninguna de las empresas ofrece servicios adicionales, sino que todas las actividades están programadas antes del viaje para generar tranquilidad a los padres.
"No podemos ofrecer otro tipo de servicio porque si lo hacemos corremos el riesgo de que se descontrole todo. Por ejemplo, si un grupo quiere ir a un boliche y otro no, se genera un conflicto. Entonces, coordinamos las actividades pensando en el descanso adecuado, la alimentación adecuada y la diversión adecuada porque si no los chicos no podrían disfrutar del viaje de egresados y solo viajarían para ir a un boliche bailable", argumentó Varas.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico