Carlos Santana superó la balanza y se mide frente a Roberto Méndez

El joven de la escuela de barrio Moure acusó 65, 400 kg en la báscula. En tanto que el oriundo de Coronel Pringles marcó 66,300 kg. La velada se completará con cuatro peleas preliminares y de kick boxing.

Esta noche desde las 21 en el gimnasio municipal 1, el crédito local Carlos Santana saldrá al ring por tercera vez como profesional para que enfrente en el campo rentado al oriundo de Coronel Pringles, provincia de Buenos Aires, Roberto Méndez por la categoría welter.
Para el joven de la escuela de barrio Moure –que dirige su padre junto a Mario Vera- el desafío representa una nueva oportunidad para mantener su invicto tras dos peleas como profesional donde las tarjetas estuvieron a su favor.
Ayer, durante el pesaje y la conferencia de prensa el anfitrión y el bonaerense dieron su parecer luego de superar la báscula donde el comodorense acusó 65,400 kg, mientras el nacido en Coronel Pringles sostuvo 66,700 kg.
"Estamos preparados para que la pelea salga lo más rápido posible y que sea un buen espectáculo. Respecto al nocáut, yo lo único que pienso es en ganar de la manera que venga. En cuanto a si siento la presión de ser local es todo lo contrario, me siento bien porque cada vez más gente me conoce y me viene a acompañar. De mi rival no sé nada", sostuvo Carlos.
A lado suyo, su padre sostuvo que se trabajo para que el púgil de barrio Moure puede mostrar con mayor amplitud su potencial, dejando en claro que al equipo de Santana no le gustó las últimas dos presentaciones del comodorense.
"Ahora nos preparamos mucho mejor porque espero más 'explosión' de Carlos, porque las últimas peleas no me gustaron y pretendo mucho más de él. Nosotros con Mario Vera trabajamos para ello", recalcó Carlos Santana padre.
Respecto a Roberto Méndez, quien también cuenta con su padre en la esquina, el boxeador diestro comentó: "Hay algunas peleas que hicimos que no están contabilizadas
(tiene un récord de 8 peleas: perdió 6 y empato dos). Pero es lo que aparece en la licencia, con combates que fueron durísimos. Pero al igual que escuché de Santana (Carlos) yo entreno en soledad, con mi padre y sin ningún tipo de ayuda a pesar de ser el único profesional de Coronel Pringles. Es por un tema de política, hoy el boxeo no está exento de esos manejos y esperemos que el año que viene eso cambie. De parte nuestra es todo a pulmón. Pero me encanta el boxeo y sigo el camino porque sigo una tradición familiar que iniciaron mi tío y mi padre. Por eso al boxeador hay que respetarlo por lo que hace. Respecto a mi rival no conozco nada porque hace una semana que me enteré que venía a combatir", sostuvo.
Por último, Juan Ramírez (retador por la Copa Super Frenos en la categoría hasta 70 kg) sostuvo que cerrarán la velada con cuatro combates de kick boxing del Team de Achaval Competición.
"Yo me enfrentó a un rival aguerrido y duro de Caleta Oliva en categoría hasta 70 kg en cuatro asaltos de 2 x 1. Además de cuatro alumnos más de Achaval Competición que viene muy bien como Matías Funes, Franco Lorenz y Facundo Godoy", sintetizó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico