Carnicerías advierten que el precio de la carne seguirá en aumento

Durante el primer cuatrimestre, el consumo de carne vacuna por habitante cayó un 5% interanual a 56,2 kilogramos/año promedio, lo que representa el menor nivel en los últimos cuatro años, de acuerdo a un informe de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados.

El vicepresidente de la Asociación de Propietarios de Carnicerías de Capital Federal, Alberto Williams, aseveró que "han venido nuevos aumentos en el precio de la media res y el carnicero los absorbió". Pero advirtió que "ya casi no hay espacio para soportarlo, por lo que terminarán siendo trasladados al consumidor".
"Es preocupante para el carnicero perder ventas, porque los gastos los sigue teniendo, e incluso suben. En Capital el consumo mermó un poco en algunas zonas y en otras no. En el Conurbano bajó mucho más, en algunos lugares muchísimo", detalló en diálogo con ámbito.com.
Williams estimó que la caída en las ventas se ubica "entre 5 y 6%". "Si no se frena la inflación los incrementos van a seguir, aumentará la hacienda y todos los precios. En los super cambian los precios todos los días, la inflación es la madre de todo esto", opinó.
Se quejó además por los aumentos en las tarifas de electricidad que recibieron los comercios porque "la luz es el alma del negocio, por lo menos tendrían que haber tenido una rebaja en el servicio. Uno les ve una parte insensible a los funcionarios".
"La gente está comprando en menor cantidad, lleva lo que se necesita y cortes más económicos, que son buenos pero baratos, como la picada y el churrasco sin hueso", describió. Williams dijo que "se venía bien, en 2010 habíamos perdido venta pero nos recuperamos. Después de la devaluación fuimos todos a la lona".
"El carnicero es un trabajador de oficio, pone siempre el pecho y defenderá su comercio a muerte, incluso achicando los márgenes de utilidad. Pero la situación es desesperante", concluyó.
Durante el primer cuatrimestre, el consumo de carne vacuna por habitante cayó un 5% interanual a 56,2 kilogramos/año promedio, lo que representa el menor nivel en los últimos cuatro años, de acuerdo a un informe de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (CICCRA).
En el mismo período, además, CICCRA destacó que la faena de ganado mostró una retracción del 6,9% interanual, mientras que en abril la hacienda acumuló una suba de precios interanual del 60,4%, por encima de la inflación estimada para el período.
Por lo tanto, la industria frigorífica faenó apenas 900.000 cabezas de ganado vacuno, un 10,9% por debajo de la de abril de 2015, lo que representa el nivel menor del año y entre los más bajos de la historia, ya que ocupó el puesto 34 entre los últimos 37 abriles.

PROMEDIO HISTORICO
En cuanto al promedio histórico del mes (1980-2015), la faena de abril de este año resultó un 17,2% inferior, destacaron los especialistas.
Mientras que en términos absolutos se faenaron 110.400 cabezas menos que un año atrás con un proceso de retención de vientres que continúa su curso, en abril la participación de las hembras en la faena total fue de apenas un 39,6%, proporción que resultó 3,1 puntos porcentuales inferior a la de abril de 2015. Una vez más, el motivo fue una mayor reducción en el número de hembras faenadas que en el de machos.
En términos interanuales, en abril se produjo un 10,1% menos y en el acumulado del año la baja fue del 5,6%. "Esto se explica por la caída de la faena total, que se compensó parcialmente con la corrección hacia arriba del peso promedio declarado de acuerdo con la Subsecretaría de Ganadería del Ministerio de Agroindustria, que llegó a 227 kilogramos en gancho en abril y en el primer cuatrimestre del año", manifestó CICCRA. El precio promedio alcanzó un nuevo máximo (nominal), de $ 23,5 por kilo vivo, y se ubicó un 4,2% por encima del récord verificado en diciembre del año pasado.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico