Carnicero ahuyentó a punta de cuchillo a dos delincuentes

El propietario de la carnicería Fri-Cor, ubicada en la esquina de las calles Maipú y Progreso López, zona del barrio Güemes de Caleta Olivia, abortó el asalto que dos individuos querían perpetrar en su comercio. Les mostró dos cuchillos de grandes dimensiones advirtiéndoles a los gritos que los iba a cortar.

Caleta Olivia (agencia)
El tenso episodio se produjo alrededor de las 20.15 del miércoles cuando los desconocidos, que no tendrían más de 20 años, llegaron en una moto de baja cilindrada que estacionaron frente al comercio y luego ingresaron en actitud sospechosa.
De ello se dio cuenta una empleada que sigilosamente alertó al propietario, casi en el mismo momento en que uno de los delincuentes se cubría a cara con una especie de bufanda.
El carnicero reaccionó de manera inmediata y tomó dos grandes y filosos cuchillos de su mesa de trabajo y les gritó que se fueran o de lo contrario que se atuvieran a las consecuencias.
Uno de los delincuentes hizo un ademán como si fuera a extraer un arma de fuego, lo cual enfureció aún más al dueño del local quien avanzó para enfrentarlos.
Esa valiente y temeraria actitud hizo que los sujetos desistieran del asalto y escaparan, pero antes de subirse a la moto uno de ellos lo amenazó diciéndole: "ya vamos a volver y te vamos a cagar matando".
Al salir a la calle, el carnicero le pidió a un vecino que pasaba por el lugar que llamara a la policía y en contados minutos arribaron al lugar varios patrulleros, algunos de los cuales fueron en búsqueda de los sospechosos pero no pudieron hallarlos.
De todos modos, no se descarta que puedan ser identificados y detenidos ya que el comercio cuenta con cámaras de video, en tanto que a través de las redes sociales muchas personas elogiaron la valiente actitud del comerciante, cuya identidad por razones de seguridad se mantiene en reserva.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico