Carnicero se defendió de un asalto con sus cuchillos

El episodio, ocurrió ayer por la noche en la carnicería Fri-Cor de Caleta Olivia. Los delincuentes hicieron ademanes como si estuvieron armados , pero terminaron huyendo del lugar.

Ayer, cerca de las 20 horas, en la carnicería Fri-Cor de Caleta Olivia, ubicada en Maipú y Progreso López, un carnicero defendió su comercio usando los elementos que más conoce: sus cuchillos.

Como es habitual una motocicleta estacionó y bajaron sus ocupantes, dos jóvenes como cualquier otro cliente. Los empleados de la carnicería, advirtieron cierta actitud sospechosa, porque ambos se cuidaron de mirar hacia ambos lados antes de ingresar. Incluso, uno de ellos hizo un ademán como queriendo cubrirse la cara con una especie de bufanda o tela que tenía anudada en el cuello. Uno de los empleados, advirtió de inmediato sobre el movimiento al carnicero a cargo del local.

De inmediato, el comerciante agarró dos enormes cuchillos que usa para cortar la mercadería, y les comenzó a gritar y pedirles que se fueran del local o de lo contrario iba a hacer algo peor para defender su propiedad.

Aunque, uno de los jóvenes hizo un ademán intimidatorio en su pantalón como queriendo sacar un arma de fuego, este movimiento solo logró enfurecer más al comerciante que se preparaba para enfrentarlos. Los delincuentes retrocedieron, y mientras lo hacían, el carnicero le dijo a un vecino que estaba por entrar en la carnicería que llamara a la Policía.

Esto fue determinante para que los cacos se subieran a la moto y escaparan, pero aún así, ellos se quedaron con "la sangre en el ojo" por no haber podido asaltar el local y huyeron gritándole al carnicero: "ya vamos a volver, y te vamos a cagar matando". Dicho esto se fugaron a toda velocidad de la escena, detalló Voces y Apuntes.

Instantes después se presentó en el lugar la división Criminalística y la Seccional Tercera de Policía. De acuerdo a los primeros datos, los malhechores estarían identificados ya que la carnicería tenía cámaras de vigilancia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico