Casanello sobre Lázaro: "me extrañaría que hablase bien de mí"

El juez federal Sebastián Casanello reiteró que no se reunió con la expresidenta Cristina de Kirchner en la Quinta de Olivos, tal como denunció el empresario detenido por lavado de dinero Lázaro Báez, y advirtió que ya lo negó "hasta el hartazgo".
"Báez es un imputado. Está detenido, procesado y embargado por sumas millonarias por mí. Me extrañaría que hablase bien de mí", dijo el juez.
"Siempre desmentí toda reunión (con Cristina Kirchner), no conozco la Quinta de Olivos, lo dije hasta el hartazgo, me extraña que no se contextualice la información", subrayó el magistrado en declaraciones a la prensa en los tribunales federales de Comodoro Py.
Tras llamar a declaración indagatoria a Leandro, Martín, Melina y Luciana Báez por el hallazgo de cuentas en Suiza con 25 millones de dólares, Casanello también negó haberse reunido con el exjefe de Gabinete Eduardo "Wado" de Pedro en Olivos, tal como afirmó Báez ante la Cámara Federal.
"No voy a entrar en desmentir una a una la que es una novela inventada. Yo soy juez, no puedo polemizar con un imputado", recalcó el magistrado federal y añadió: "Báez es imputado, está detenido, está procesado y embargado por sumas millonarias por mí, me extrañaría que hable bien de mí".
Casanello señaló que el informe que le entregó este jueves la Unidad de Información Financiera (UIF) sobre las maniobras de los hijos de Báez fue "la pieza que permite reconstruir todo un circuito" del dinero en este "rompecabezas" que es la causa por lavado de dinero.
"Cerramos el circuito, que es la alegría del fiscal, la alegría mía, de la UIF y de todos los que hemos participado de esta causa", enfatizó el juez.
De todas formas, indicó que todavía "es necesario recabar mayor información" sobre el rol que tuvo cada uno de los hijos de Báez en la operación de lavado, antes de analizar la posibilidad de pedir sus detenciones.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico