Caso Emmanuel Pires: absuelven a Eduardo Naya y le reducirían la condena a su padre

Por unanimidad los camaristas Adrián Barrios, Alejandro Defranco y Daniel Pintos cambiaron la carátula de la causa por la muerte de Emmanuel Puebla Pires, ocurrida el 9 de diciembre de 2014 al norte de Playa Unión, cuando recibió un disparo efectuado por cazadores de guanacos. El condenado Eduardo Naya fue absuelto y recuperó la libertad. En tanto, a su padre Oscar Naya le disminuirán la pena que no superaría los cinco años de cárcel.

La causa por el homicidio del adolescente que residía en Playa Unión, Emanuel Puebla Pires, dio un giro tan inesperado como sorpresivo. Es que los dos condenados fueron beneficiados y en el caso de uno de ellos, Eduardo Naya, no cumplirá una pena efectiva como lo dispuso el fallo de primera instancia. Lo mismo podría ocurrir con su padre.
Hay que recordar que Oscar Naya y su hijo llegaron a esta instancia judicial condenados por el delito de homicidio con dolo eventual que tuvo como víctima a Puebla Pires, quien recibió un disparo en la cabeza cuando los hombres cazaban guanacos con un fusil en la playa El Sombrerito, situada a unos siete kilómetros al norte de Playa Unión.
Oscar Naya fue declarado como autor material de ese delito y recibió una pena de 10 años de prisión, mientras Eduardo fue condenado a 8 años de cárcel. Los defensores apelaron el fallo y ayer la Cámara de Apelaciones en lo penal de Rawson dio a conocer la resolución tras haber escuchado a las partes.
El camarista Alejandro Defranco dio a conocer el fallo y brindó una breve explicación acerca de cómo arribaron al mismo. Pidió a los presentes en la audiencia que "independientemente si están a no de acuerdo con nuestra resolución, al menos la entiendan".
En primer lugar el tribunal dio por válida la requisa realizada en la camioneta en la que se movilizaban los cazadores y además coincidieron con el tribunal de enjuiciamiento en que el autor del disparo que terminó con la vida del adolescente fue Oscar Naya.
Defranco destacó: "la revisión de la sentencia no implicaba una valoración de las pruebas. La defensa es la que nos marca el camino y sólo nos hemos dedicado a debatir si la sentencia debía corregirse o no".
Cuestionaron la hipótesis que en todo el proceso llevó adelante el Ministerio Público Fiscal sobre homicidio simple, es decir, la intencionalidad de los imputados en dar muerte a la víctima.

"NOS DEBEMOS A LA LEY"
Explicaron que con distintos argumentos decidieron por unanimidad que "Oscar Naya si bien fue el autor del disparo no tuvo intenciones de terminar con la vida de la víctima", afirmó Defranco.
En cuanto a la calificación de homicidio culposo "es imposible la participación primaria de otra persona en la actitud imprudente del autor para concluir inmediatamente en la necesidad de dejar en libertad a Eduardo Naya".
Respecto a la pena para Oscar Naya, el juez planteó la necesidad de que sea otro tribunal el que determine el tiempo en que debe seguir en prisión sobre la base del homicidio culposo, que prevé penas no superiores a los cinco años de prisión.
Defranco reflexionó: "este caso nos ha conmovido a todos, incluso a los que somos allegados al rugby. Mi hijo está hoy aquí presente y era compañero de la víctima. Pero por sobre todo eso nos debemos a la Ley y por ello no les pedimos que compartan nuestra decisión, sino que al menos la entiendan".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico