Caso Expósito Moreno: beneficiaron a Velázquez con prisión domiciliaria y salidas laborales

El pasado 23 de diciembre, Velázquez había sido beneficiado con salidas laborales. Con esta nueva medida sólo quedan en prisión Nadia Kessen y su pareja Sergio Solís por el asesinato de Domingo Expósito Moreno.

Esta mañana se celebró en los Tribunales del barrio Roca, la audiencia de revisión de penas solicitada por el defensor de Gonzalo Sebastián Velázquez, quien fuera el primer sindicado de gatillar el arma que terminó con la vida del español Domingo Expósito Moreno.

Juan Carlos Smith, el defensor de Velázquez, expuso el pedido de libertad y subsidiariamente detención domiciliaria con salidas laborales, cabe señalar que hasta el momento gozaba de salidas laborales aunque cumplía detención en la Alcaidía.

El fiscal Adrián Cabral, la querella en representación de Sergio Romero y Carolina Gayá, última pareja de Expósito Moreno, no se opusieron al pedido. En este marco, el juez Hugo Juárez, (subrogante de la jueza Raquel Tasello) resolvió mutarle la prisión preventiva con salidas laborales a Velázquez por prisión domiciliaria con salidas laborales.

La investigación sigue su curso y en este marco va mutando la calificación legal para la imputación de Velázquez, quien ya no sería considerado el autor material del hecho como se lo acusó cuando fue detenido la primera semana de octubre.

En tanto, los presuntos autores intelectuales del homicidio, Nadia Kesen y Sergio Solís, cumplen prisión preventiva hasta el 9 de febrero cuando la Fiscalía deberá presentar la acusación. Los restantes imputados en la causa son Gonzálo Sebastián Velázquez (30), Santiago David Igor (23), Jorge Gabriel Herrera (29) y Leandro Masquelet.

LA HIPOTESIS DE VELÁZQUEZ

Velázquez reconoció conocer a Miguel Ángel González y a Jorge Gabriel Herrera con quienes compartió una vivienda. En este contexto, asegura que González le ofreció el Volkswagen Gol (dominio FSL 655) para que lo venda, pero nunca le dijo que ese auto había sido utilizado para cometer un crimen. El vehículo estaba en el barrio Pueyrredón, escondido en el patio de una casa y hasta ese lugar fue Velásquez a buscarlo en compañía de un vecino que aportó como testigo. También refirió que las cámaras de un supermercado de la zona debieron haberlo registrado cuando ingresaba al barrio 30 de Octubre llevando el auto a remolque con una lanza.

De acuerdo a su versión que fue ampliada en el mes de noviembre cuando consiguió las salidas laborales, con las huellas de él en el auto el plan que habían estado ideando por wathsapp comenzaba a rendir sus frutos. Ya había un "perejil" en la mira y a Éste la Fiscalía terminó imputándole la autoría del hecho.

"Cometí el error de mentirle a la Brigada cuando vinieron a ver el auto porque les dije que había tratado de robarle la batería, pero acá el que se tiene que hacer cargo de la cagada que se mandó es Solís y dejar de involucrar a tanta gente. Yo me estoy comiendo un garrón y quería declarar desde el primer día, pero la defensora no me dejó. A mí nadie me devuelve todos estos días que estuve preso porque jamás tuve una causa, ni estuve detenido por algún delito", afirmó.

En su declaración el imputado aportó abundante información que deberá ser corroborada por los acusadores público y privado, y cuando ello se produzca es muy probable que la situación procesal cambie notablemente y de presunto autor material podría pasar a encubrimiento, un delito excarcelable.

A todo esto, en esa oportunidad su abogado solicitó una morigeración de la prisión preventiva, limitándose a permisos de salidas laborales, dado que la empresa para la cual trabaja Velázquez confirmó que le mantiene el puesto.

A su turno, tanto la Fiscalía como la querella se opusieron a la morigeración, pero tras evaluar que "son escasos los indicios que se tiene para adjudicarle la autoría material, pero se autorizó las salidas laborales de lunes a viernes y de 8 a 18, hasta que finalice la investigación. Esta medida culminó hoy cuando Velázquez consiguió mantener prisión domiciliaria y poder seguir cumpliendo con su trabajo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico