Caso Gerez: procesaron a comisario y ordenaron una nueva autopsia

La mañana del domingo 18 de septiembre, Gustavo Gerez de 28 años fue levantado por un móvil del Comando Radioeléctrico de Caleta Olivia por encontrarse presuntamente "fuera de control por intoxicación" advirtieron después los oficiales que se ocuparon de trasladarlo a la Seccional Primera y meterlo en un calabozo.

Por la muerte del joven taxista, denunciada como un nuevo caso de abuso policial por parte de su familia, prestó declaración el subcomisario Méndez quien iba en el patrullero señalado de levantar a Gerez y reconoció que el joven fue reducido y esposado por encontrarse "fuera de control".

Cuestionado por haber trasladado a Gerez a una comisaría en lugar de un centro de atención, el uniformado en su defensa dijo que la intención del Comando Radioeléctrico no fue otra que "ayudar" a Gustavo, pero no pudo explicar cómo lo condujeron a una comisaría en vez de al nosocomio público, tal como lo marcan la Orgánica de la Policía de Santa Cruz y el Código de Contravenciones.

Esas contradicciones motivaron que el juez Mario Albarrán decidiera acusar al subcomisario por el delito de "homicidio culposo", lo que convierte al policía en el primer procesado de esta causa. En tanto, la familia de Gustavo y su abogado el doctor Alberto Luciani advierten que "deberían estar procesados los cuatro oficiales que trasladaron a Gustavo y todos los que estaban en la comisaría donde lo golpearon hasta darle muerte".

Mientras avanza la causa, este mediodía Luciani confirmó que fueron notificados de que el cuerpo de Gustavo será exhumado y Prefectura acompañará su traslado a Río Gallegos donde se dispuso que se realizará la segunda autopsia. "Presentaremos un perito de nuestra parte – señaló Liciardi – y va a viajar su hermana Sandra. Por los compromisos que tenemos esperamos que la segunda autopsia se concrete mañana a las 22 horas", indicó el abogado en diálogo con El Patagónico.

A pesar de responder al llamado de nuevas pericias, Liciardi consideró innecesario tener que mover el cuerpo 700 kilómetros desde donde se encuentra situada la causa, Caleta Olivia, y señaló que espera que no sea tendenciosa la conformación de la junta médica de Río Gallegos.

Cabe señalar, que el informe forense emitido en la primera autopsia da cuenta de que la muerte de Gerez fue producida por broncoaspiración ocasionada por "ahogarse" con su propio vómito. Se advirtió en este caso que no fueron mortales las lesiones que presentaba consecuencia de los golpes recibidos. Sin embargo, el fiscal Gabriel Contreras continúa trabajando para establecer las responsabilidades que le caben a cada uno de los agentes policiales que tuvieron contacto con el joven.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico