Caso Russo: hoy será la jornada de alegatos en el juicio a los pediatras

Esta mañana se realizarán los alegatos por parte del Ministerio Público Fiscal, de la querella que representa a la familia de la víctima y de la defensa de los pediatras imputados en el juicio que se desarrolla contra dos médicos del sanatorio La Española. Están acusados de "homicidio culposo por negligencia", por el fallecimiento del bebé Nicolás Russo, ocurrido el 25 de febrero de 2014.

Hoy se llevará a cabo la jornada de alegatos por el juicio que enfrentan dos pediatras del sanatorio La Española bajo la figura del "homicidio culposo por negligencia" de Nicolás Russo, ocurrido el 25 de febrero de 2014.
El debate está presidido por el juez penal, Alejandro Soñis. La familia Russo, que se constituyó como querellante, es representada por los abogados Eduardo Villafañez y Mariana Mongelos. Mientras que el Ministerio Público es representado por el fiscal general, Adrián Cabral y los acusados son asistidos por el abogado Miguel Criado Arrieta.
El fiscal calificó el caso como homicidio culposo por negligencia y fijó para los dos acusados, Hugo Mantuano y Roxana Barrientos, una pena de 4 años de prisión y 9 de inhabilitación para ejercer la profesión.
En tanto la querella, calificó el hecho de la misma manera pero elevó la carga punitiva en un año. En cuanto a la prisión de efectivo cumplimiento la ubicó en cinco años, mientras que se refirió al doble para la inhabilitación en el ejercicio de la medicina.
Mientras, el defensor de los médicos adelantó que pedirá la absolución de sus pupilos por el beneficio de la duda.

"CONFIANZA EN
LA JUSTICIA"
Víctor Russo, el padre de Nicolás, aseguró en diálogo con este diario que llegan a las instancias finales del proceso "con toda la fe y la confianza en la Justicia de que los médicos sean hallados culpables".
Las pruebas y testimonios que se escucharon en el marco del juicio, en opinión de la familia Russo, han sido contundentes para certificar que los profesionales del sanatorio La Española, cometieron el delito de "negligencia, impericia y mala praxis".
"Cuando le pedimos a otros pediatras de Comodoro que salgan de perito de partes no pudimos conseguir que nadie, tuvimos que ir a Buenos Aires, afortunadamente conseguimos a una persona que es una eminencia que trabaja en hospitales de primera línea. Pero en Comodoro había profesionales que reconocían que los podía perjudicar porque trabajaban para la misma clínica y otros aducían que les causaba dolor, imagínese si a ellos les causaba dolor lo que nos pasa a nosotros todos los días", se preguntó.
"Ellos van a pagar unos años por lo que hicieron, mientras que nosotros vamos a pagar eternamente y a preguntarnos por qué no lo llevamos al hospital (público), donde habrá profesionales con menos recursos pero con más amor por la vida", contrastó Russo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico