Caso Russo: testigo afirmó que los síntomas demandaban la atención inmediata del bebé

En el marco del juicio oral que se sigue contra los médicos Hugo Mantuano y Roxana Barrientos –acusados por homicidio culposo por mala praxis—declararon ayer ocho testigos. Uno de los testimonios más relevantes fue el de la especialista en enfermedades infecciosas ofrecida como perito de parte. "No se puede negar la atención por esperar un resultado de laboratorio. Hay que actuar desde lo clínico y dar asistencia para mejorar la urgencia", sostuvo la profesional. Hoy se terminará de incorporar la prueba testimonial y documental.

En la tercera jornada de juicio oral y público por el homicidio culposo de Nicolás Russo, el bebé de 35 días que falleció en la guardia de La Española el 25 de febrero de 2014, declararon ocho testigos que fueron ofrecidos por las partes.
El debate fue presidido por el juez penal Alejandro Soñis, mientras que al Ministerio Público Fiscal lo representó el fiscal general, Adrián Cabral. La querella, en tanto, la representaron los abogados Eduardo de Villafañe y Mariana Mongelós, mientras que los acusados Hugo Mantuano y Roxana Barrientos fueron defendidos por Miguel Criado.

EXISTIERON ALERTAS
"No es normal tener vómitos biliosos; los vómitos biliosos son siempre patológicos", sostuvo la perito de partes que llegó a Comodoro Rivadavia desde Buenos Aires para declarar en el juicio que se sigue contra los médicos Mantuano y Barrientos.
El color amarillento de los vómitos mencionados fueron los que llamaron la atención de la mamá de Nicolás y por esa razón lo llevó a la guardia de La Española. De todas maneras, ese no fue el único alerta que debió tomar el profesional que atendió en primer lugar a la criatura, porque además tenía un llanto atípico, estaba pálido y no recuperaba color con el correr del tiempo, se le hundió la mollera y su respiración era cada vez más tenue.
Todos estos datos fueron calificados como "alerta médica" por la pediatra especializada en enfermedades infecciosas que declaró ayer y dejó en claro: "no se puede negar la atención mientras se espera un resultado de laboratorio. Hay que actuar desde lo clínico. Lo clínico es soberano. Hay que dar asistencia para mejorar lo urgente, lo que se ve".
En resumen, la perito dijo: "lo concreto es que el paciente entró a las 19:30 y a las 21 se produjo el óbito con muy poco registro sobre su estado clínico".
Ayer también declaró una patóloga que tuvo a su cargo la realización de un estudio histopatológico, quien aseguró que no encontró alteraciones en el corazón, ni en el resto de los órganos que analizó, aunque en los pulmones encontró signos de solidificación, cuando estos tienen que ser esponjosos.
"Dentro de los bronquios había contenido extraño que obstruía la luz branquial, por lo que concluimos en que hubo una bronconeumonía. Y si bien se encontró materia extraña en algunos alveolos, no encontramos la reacción alveólica", sostuvo la testigo.
Para hoy se espera concluir con la incorporación de la prueba testimonial y está previsto que declaren los tres testigos que restan, luego de lo cual se dará lectura a la documental para dejar los alegatos para mañana.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico