Castillo recibió prisión preventiva y Gallardo continúa prófugo

Néstor Castillo fue imputado por la salvaje golpiza que recibió Miguel Miranda durante la madrugada del sábado en el barrio San Martín. El otro sospechoso, Javier Gallardo, todavía continúa prófugo.

Este mediodía se realizó el control de detención por la salvaje golpiza que recibió Miguel Miranda durante la madrugada del sábado en el barrio San Martín. Los sospechosos de este suceso son Néstor Castillo, detenido la misma noche del hecho y Javier Gallardo, quien no fue encontrado en su domicilio y dictaron orden de captura para él.

El tribunal de control de este mediodía estuvo integrado por la jueza penal Daniela Arcuri; por el Ministerio Público Fiscal asistió Martín Cárcamo, fiscal general y la defensa de Castillo estuvo ejercida por Cristina Sadino, defensora pública.

Se resolvió imputar a Néstor Castillo por lesiones graves en riña, por lo que quedó con prisión preventiva. Asimismo, se abrió una investigación con duración de seis meses.

EL HECHO

Miguel Alejandro Miranda, de 19 años, permanece internado en terapia Intensiva del Hospital Regional. El joven presentaba un cuadro crítico, tras haber perdido masa encefálica producto de la golpiza que le propinaron en la esquina de Huergo y Jazmines.

Según el relato de un testigo que estaba con él cuando llegó personal policial de la Seccional Séptima al lugar, Miranda se encontraba con un grupo de amigos, presuntamente ingiriendo bebidas alcohólicas, cuando otro grupo bajó desde el sector alto de la calle Jazmines y comenzó a atacarlo con golpes de puño y piedras.

Néstor Castillo (24) fue aprehendido en uno de los domicilios y conducido a la Seccional Séptima, como sospechoso de haber tenido participación en la golpiza a Miranda. Mientras, Javier "El Gordo" Gallardo no fue encontrado en su domicilio y se dictó orden de captura.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico