Castro ratificó frente a Obama el plan para afianzar relación

El presidente cubano recibió a su par de Estados Unidos, Barack Obama, en La Habana. Mantuvieron un encuentro privado, en el que abordaron el bloqueo a la isla.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se reunió este lunes en La Habana con su par cubano, Raúl Castro, en el marco de la histórica visita del mandatario norteamericano a la isla. Al término del encuentro, ambos jefes de Estado dieron una conferencia de prensa conjunta.

El primero en tomar la palabra fue el anfitrión. Castro aprovechó la oportunidad para pedirle el fin del bloqueo a Cuba y también la devolución del territorio de Guantánamo. "Constatamos que en los 15 meses transcurridos desde el comienzo del deshielo hemos obtenido resultados concretos", dijo Castro.

"Las últimas medidas adoptadas por el gobierno de EE.UU, son positivas pero no suficientes. El levantamiento del embargo será lo mejor para la normalización de la relación bilateral", añadió.

Raúl Castro, en conferencia a metros de Obama, advirtió también que es necesario que su gobierno "devuelva el territorio ilegalmente ocupado por Guantánamo".

Por su parte, el presidente estadounidense, Barack Obama, afirmó que "el destino de Cuba no debe ser decidido por EEUU o ningún otro país", aunque advirtió que su país seguirá reclamando el derecho del pueblo cubano a decidir su destino. "El futuro de Cuba lo tienen que decidir los cubanos y no por nadie más", aseveró Obama tras la reunión de más de dos horas con su homólogo cubano.

"Tenemos dos sistemas distintos de gobierno, tenemos diferencias, pero lo que le he dicho (a Castro) es que nosotros vamos hacia adelante, no vamos hacia atrás. No vemos a Cuba como una amenaza a los Estados Unidos; el hecho de que yo este aquí abre un nuevo capítulo", aseguró el jefe de Estado norteamericano.

Obama insistió en que "el objetivo del diálogo no es que EEUU le diga a Cuba cómo hacer las cosas sino que tengamos una conversación sincera y esperamos aprender uno de otro".

Obama, subrayó que su visita a Cuba representa "un momento de mucha emoción" tanto para él como para sus familiares.

"Mis hijas querían venir a Cuba porque comprendieron la belleza del pueblo, nos sentimos emocionados por cómo nos recibieron y estamos muy agradecidos de haber experimentado ayer por la tarde La Habana", dijo el presidente estadounidense.

En sus discursos al término de la histórica reunión en el Palacio de la Revolución Cubana, los presidente destacaron el bloqueo como uno de los temas más importantes del encuentro, además de acuerdos sobre educación, conectividad, derechos humanos, salud, entre otros.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico