Catalá advirtió que muchos jóvenes no pasan un test pre-ocupacional por problemas de consumo

A partir del convenio suscripto, el secretario municipal de Salud, Carlos Catalá, rescató la posibilidad de trabajar con el Ministerio de Salud y la SEDRONAR porque "la gente se renueva (con cada gestión política), pero la problemática sigue estando".
"Me parece importante que otra vez se trabaje de una manera unida porque el diagnóstico tiene que ser uno solo. Es importante que tanto Provincia como Nación nos acompañen en esto", subrayó.
El pediatra también dijo que actualmente el miedo está asociado con las drogas ilegales, "pero los problemas más grandes los tenemos con el alcohol y el cigarrillo. En muchos lugares es difícil hacer diagnóstico porque los observatorios locales no han sido fáciles de instalar y eso nos permitiría identificar si hay que intervenir desde un centro de día, o desde Salud Mental. Aquí no podemos trabajar descoordinados".
Catalá remarcó que hoy el consumo a baja edad es una realidad en todos lados. Durante la capacitación de ayer se citó como ejemplo el caso de las fiestas electrónicas, "allí algunos se murieron, pero el resto debe haber tomado alcohol o fumado, a veces le ponemos la alarma en lo que da más miedo".
En este sentido la idea de Catalá es coordinar acciones con las áreas de Cultura, Educación y Asociaciones Vecinales, considerando que hoy el consumo empieza a baja edad, esto en relación al consumo de pegamento, alcohol, cigarrillos y pastillas.
"Un tema que hablamos con gente del Ejército es que tienen problemas para incorporar jóvenes porque vienen con la historia de la previa del consumo de alcohol, tenemos que trabajar mucho desde esa edad y después tenemos mucha gente que está excluida porque viene con consumos previos, puede pasar que lo que antes de más chicos consumían algún tipo de sustancia algunos no lo hagan más y otros lo hacen ocupen el cargo que ocupen".
De igual se puso el acento en el hecho de que muchos jóvenes no pasan los análisis pre-ocupacionales y son descartados en sus ámbitos laborales por los problemas que presentan con las adicciones, bajo el argumento de que en tareas que requieren concentración no serían aptos intelectualmente.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico