Cayó una bomba, llovió y se formó una piscina

La foto que muestra un cráter de una bomba cubierto de agua, refleja que a pesar de los estragos de la guerra "la vida no termina".

Cayó una bomba, llovió y se formó una piscina: al menos para los niños de Alepo, fue un momento para jugar en medio del drama de la guerra de Siria.

Activistas de la organización Centro de Medios de Alepo publicaron fotos de niños en un estanque que se formó luego los bombardeos en la ciudad de Alepo.

El grupo, partidario de los rebeldes sirios, informó que las imágenes fueron captadas en el área de Sheikh Saeed, una de las zonas bombardeadas por las fuerzas del presidente Bashar al Asad.

"Pese a lo que ha hecho Al Asad en Alepo, la vida no termina. Sus niños hacen una nueva vida en el sitio destruido por los misiles", dice una imagen compartida por Aleppo Media Centre.

pileton 22.jpg
El cráter que se llenó de agua se formó luego de los bombardeos de la lucha entre las fuerzas del gobierno sirio y las de los rebeldes.
El cráter que se llenó de agua se formó luego de los bombardeos de la lucha entre las fuerzas del gobierno sirio y las de los rebeldes.

Unas dos millones de personas están atrapadas en la lucha que se desarrolla en Alepo.

Naciones Unidas ha llamado a una "pausa humanitaria" de 48 horas para permitir la entrada segura de comida y medicinas a la zona este de la ciudad, controlada por los rebeldes, y a la oeste, bajo dominio del gobierno.

También permitiría realizar reparaciones a los sistemas eléctricos y de aguas de la ciudad, dañados por la guerra. A ello se suma una temperatura del verano que alcanza los 35 °C.

Alepo, que fue alguna vez el centro comercial e industrial de Siria, ha estado dividido en dos partes desde 2012.

pileton1.jpg
Los bombardeos se han incrementado en la ciudad, lo que ha dejado a dos millones de personas atrapadas entre los combates.
Los bombardeos se han incrementado en la ciudad, lo que ha dejado a dos millones de personas atrapadas entre los combates.

Sin embargo, los combates han escalado desde inicios de julio, cuando el gobierno cercó el lado este y aumentó los ataques.

Las fotos de los niños nadando en el cráter fueron tomadas el miércoles por la noche, dos semanas después de que el Centro de Medios de Alepo publicó la de otro, también de Alepo, herido durante un ataque aéreo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico