Cayulef fue imputado por tentativa de homicidio

Lucas Cayulef fue imputado este mediodía por lesiones, amenazas y tentativa de homicidio en relación al ataque que cometió hacia una beba de un año y cuatro meses y su madre.

Este mediodía se llevó a cabo en las oficinas judiciales en Sarmiento, la audiencia de control de detención y apertura de investigación por el ataque que sufrió una beba de un año y cuatro meses en la localidad de Río Mayo.

Lucas Cayulef, de 18 años, quien estaba al cuidado de la menor y sería su padre, fue imputado por las agresión que sufrió la pequeña y quedó detenido con prisión preventiva.

La audiencia estuvo presidida por el juez Roberto Casal, la fiscalía estuvo representada por Andrea Vásquez y el acusado recibió la asistencia del defensor público, Miguel Moyano. También participaron la representante de la asesoría de menores e incapaces ,Gabriela Francisco y la Licenciada en Trabajo Social, Katherine Stiglich. Allí se declaró legal la detención y se formalizó la investigación.

Cayulef quedó imputado bajo la calificación legal de "ser autor de los delitos lesiones leves agravadas por la relación de pareja, amenazas, lesiones leves e intento de homicidio, por haber sido cometido contra una menor de 18 años, aprovechando la situación de convivencia preexistente con la menor", detalló Juárez a Radio Del Mar.

Además, el juez hizo lugar a dos pedidos de la defensoría pública. El primero, que la detención sea en un lugar donde se pueda "preservar" su integridad y segundo, el pedido urgente de un "examen psicológico y psiquiátrico".

Mañana el imputado, a las 10 de la mañana, será sometido a una extracción sanguínea para acreditar el vínculo con la menor, ya que si bien no tiene su apellido, la madre aseguró que es su padre.

Luego del estudio, se definió que sea trasladado a una dependencia policial en la ciudad de Trelew.

LOS HECHOS QUE SE INVESTIGARAN

La Fiscal Andrea Vázquezen la audiencia enumeró los hechos que se le imputan.

La primera situación, ocurrió el lunes 13 de febrero, en la casa que compartía la pareja y su pequeña hija, ubicada sobre la calle Perito Moreno de Rio Mayo.

Aproximadamente a las 13:00, el imputado habría comenzado a insultar a su concubina, porque esta había pinchado una cubierta de la bicicleta. De las agresiones verbales, pasó de inmediato a la agresión física, pegándole piñas en los brazos, en el rostro y patadas en las piernas. Luego, tomó un destornillador e intento clavárselo. Logró su objetivo, lastimándola en el costado derecho de la espalda.

También tomó un cuchillo sierrita y le provocó lesiones en el brazo. Intentando en todo momento clavárselo y amenazándola de muerte, a ella y a la niña. La menor, en tanto, era protegida por su mamá, poniéndola detrás de ella. Por último, le propinó un golpe de puño en la nuca de la joven mujer.

En la siguiente fase, el imputado se calmó y posteriormente le pidió perdón. Como consecuencia del accionar del detenido, la victima presenta: hematomas en brazo derecho, herida punzante en parrilla costal derecha, heridas cortantes lineales y superficiales en brazo y antebrazos izquierdo, hematoma cara posterior del muslo izquierdo.

La víctima y el imputado, tenían una relación de pareja, de aproximadamente tres años y en la actualidad convivían.

Asimismo, los investigadores sostuvieron que en el mismo domicilio, durante la tarde y antes de las 19:00, del último lunes, Cayulef se encontraba cuidando a la niña de un año y cuatro meses, estando ausente su madre, quien había ido a trabajar.

En este contexto, el detenido habría tomado fuertemente del cuello a la menor. Le provocó lesiones y hematomas en los dos laterales del cuello. Al regresar al hogar, la madre advirtió las lesiones, y no preguntó nada, por temor.

Al día siguiente, entre las 09:00 y las 13:00, la niña quedó nuevamente al cuidado de Cayulef. Su mamá había salido, otra vez, a trabajar. Aprovechando esta situación, el joven, habría golpeado a la menor con un elemento contundente, que podría corresponder a patadas o piñas. Lo hizo, hasta dejarla casi sin vida, inconsciente en la cama.

Al llegar, la madre de la niña, observó que la bebé, no reaccionaba y estaba flácida. La llevó urgente al hospital. Los médicos, que la atendieron, constataron que la nena estaba muy golpeada, y en riesgo su vida. Tenía líquido en el abdomen.

En este sentido, Vázquez, afirmó que si la madre, no hubiese acudido al hospital, la menor hubiese muerto en el domicilio.

La bebé fue derivada, en forma inmediata, al Hospital Regional de Comodoro Rivadavia. Allí quedó internada en terapia intensiva.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico