Centenares de fieles peregrinaron junto a la Virgen de San Nicolás

En la tarde de ayer se desarrolló la procesión por la Virgen del Rosario de San Nicolás, donde numerosos fieles acompañaron la procesión por las calles comodorenses. Familias enteras desfilaron por esta ciudad con banderas, cantos, bocinas y aplausos bajo la guía del Padre Jorge Gaviria.

La historia señala que un 25 de septiembre de 1983, mientras Gladys Quiroga de Motta rezaba con su rosario, una imagen de la Virgen del Rosario se le apareció en su habitación. Según el testimonio de los fieles, la Virgen estaba vestida de azul y mantenía entre sus brazos al niño Jesús y un rosario.
En los escasos contactos que desde entonces mantuvo Gladys Motta con los medios, trascendió que "nunca antes había experimentado nada similar; solamente el día anterior había visto iluminarse el rosario que tenía colgado en su habitación".
Desde entonces, la devoción por la Virgen del Rosario de San Nicolás se hizo cada vez más popular y tanto el aniversario de su aparición como la procesión hasta esa ciudad desde Rosario, son multitudinarias.
En este sentido, al cumplirse 23 años de la llegada de la imagen de la Virgen María del Rosario de San Nicolás a Comodoro Rivadavia, la Parroquia Cristo Trabajador y el Movimiento Mariano Catedral San Juan Bosco realizaron ayer por la tarde la procesión de la entidad por las calles de esta ciudad.
La procesión partió desde la Parroquia Cristo Trabajador y atravesó la Avenida Rivadavia hasta la Catedral San Juan Bosco, donde se sumaron pelegrinos de zona norte y centro, de allí por la calle Belgrano, Hipólito Yrigoyen hasta el Hospital Regional con la oración a cargo del padre Jorge Gaviria.
Luego desde el Hospital Regional por Hipólito Yrigoyen hasta el Liceo Militar, desde allí por Portugal, Canadá, EE.UU., para terminar sobre la Parroquia Cristo Trabajador, donde finalizó con la celebración de la Eucaristía en el patio de la institución.
El coro "Don Bosco" fue el encargado de liderar los cantos de la peregrinación de los fieles, quienes desde las primeras horas de la mañana estaban a disposición de la Parroquia para aportar su cooperación en la organización del encuentro.
Una multitud acompañó el desfile con banderas, bocinas, aplausos y pétalos. Abuelos y niños, solteros o en parejas, todos se acercaban para poner de manifiesto su devoción por la madre de Jesús. Las banderas azules y las remeras que representaban la imagen del Padre Corti coparon las calles comodorenses.

TRABAJAR PARA LA FE
La organización de esta procesión demando un trabajo de nueve días ininterrumpidos para que todo salga perfectamente. Ayer, los esfuerzos se doblegaron porque la peregrinación de los fieles es una actividad única e irrepetible para los salesianos de esta ciudad.
"Hoy (por ayer) decidimos encontrarnos para trabajar cerca de las 7 para luego tener un espacio libre para estar presentes en la misa del mediodía" sostuvo Alfredo Cristóbal, ministro de eucaristía de Comodoro Rivadavia.
El encuentro es considerado también como un homenaje que se hace al Padre Corti ya que él fue uno de los primeros impulsores de los milagros de la Virgen en esta ciudad.
"La idea es que las enseñanzas del Padre Corti se vean reflejadas en cada una de las actividades que propongamos la comunidad salesiana porque necesitamos que la comunidad participe y trabaje para que esta ciudad crezca y se desarrolle en paz y esperanza", agregó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico